Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



martes, 26 de octubre de 2010

Castillo de Aguilar de Campoo

El Castillo de Aguilar de Campoo se yergue sobre un monte a casi 1.000 metros de altura que domina la villa.


Su antecedente original debió ser una fortaleza construida en los tiempos duros de la reconquista.


El actual edificio es obra de los siglos XIII y XIV. Consta de planta pentagonal con cubos en las esquinas. Debió haber torre del homenaje porque se ha comprobado en excavaciones recientes.


En Aguilar de Campoo hay que citar también restos de las murallas, como las Puertas de Reinosa, Santa María, Tobalina, Molina de Malla y Tenerías.


(Texto y foto de Arteguías)

Castillo de Guadamur

El castillo de Guadamur es un castillo situado en el municipio de Guadamur, en la provincia de Toledo (Castilla-La Mancha, España).


Situación


El castillo está situado al este de la villa, en el Cerro de la Ermita, un pequeño promontorio bajo el que pasaba el arroyo que cruzaba el pueblo.


Historia


Castillo de Guadamur fotografiado hacia 1875 por Casiano Alguacil.El castillo de Guadamur se construyó en varias fases, la primera de ellas hacia 1470 y la segunda hacia 1520. Los villanos del Conde de Fuensalida sirvieron como mano de obra gratuita en la construcción de este símbolo de su poder; además, sufrieron las luchas políticas en las que el Conde de turno participaba: de 1446 a 1521 el lugar sufrió en varias ocasiones incendios, saqueos y asesinatos.


El edificio tuvo marcado carácter militar hasta el siglo XVIII, mientras los Condes residían en su palacio toledano, junto a la iglesia de Santo Tomé, que hoy alberga la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Era asimismo sitio de descanso y de caza, aunque fue ideado como refugio seguro próximo a Toledo en caso de que los acontecimientos políticos así lo aconsejaran (en 1471, en 1473 y posiblemente en 1507 y durante las Comunidades).


Las Relaciones topográficas de Felipe II informan de que el castillo "tiene sus armas antiguas (...) y su alcaide con su salario". En 1637, 1641 y 1659 el rey Felipe IV ordenó al VI Conde de Fuensalida que le entregase todo el armamento disponible para atender a las necesidades bélicas de la Corona. Los distintos Condes estuvieron muy relacionados con el ejército: oficiales en la guerra de los Reyes Católicos con Francia, en San Quintín con Felipe II, en los ejércitos de Felipe IV, etc. El alcaide del castillo representaba al Conde en la toma de posesión de los cargos municipales y en la vida social de la villa, preferentemente en lo relacionado con la Iglesia, pero no en la administración jurídica y económica.


En 1880 tres propietarios de Guadamur (José Guillermo Sánchez de Diego, Bonifacio Rodríguez Sánchez e Ildefonso Bejerano Vázquez) deciden comprar el castillo al descendiente de los Condes de Ayala, Bernardino Fernández Velasco. Durante esos años, estos tres vecinos alojan en él a pobres y necesitados. Sin embargo, el deterioro del edificio era notable. Siete años más tarde, el 4 de mayo de 1887, Jerónimo López de Ayala y del Hierro, vizconde de Palazuelos, descendiente de los Ayala y yerno del Conde de Asalto, lo anima a comprarlo para su restauración y segunda vivienda; aquél como especialista en historia del arte y éste como medievalista.


Este conde era Carlos Morenés Tord; había nacido en La Nou de Gaià (Tarragona) en 1835. Fue senador electo en la cámara alta por la provincia de Tarragona en las legislaturas 1876-77, 1884-85 y 1891-93. Estaba casado con María Fernanda García-Alessón y Pardo de Rivadeneyra, VI Condesa de Asalto, de quien toma el título.


El Marqués de Campoo llevó a cabo la última restauración, tras los daños sufridos por el edificio en la Guerra Civil Española de 1936-1939.


Descripción y características


Detalle de las almenas del castillo de Guadamur.La torre del homenaje es un prisma de 30 m de altura con una base de 10 m por 15 m.


El patio de armas y palacio es de planta cuadrangular, de 20 m por 12 m. Los cuatro ángulos se rematan con torreones circulares. En la mitad de cada muro surge un prisma de base triangular, una punta de estrella, solución de refuerzo que es de las primeras en su género y antecedente de la arquitectura militar defensiva de los siglos XVIII y XIX. Palacio y torre son de mampostería granítica con piezas de sillería labrada. La planta baja del palacio (capilla, cocina, dependencias de servicio, etc.) tiene cubierta abovedada; la planta principal (dependencias y dormitorios) tiene estructura adintelada y presenta artesonados.


En la segunda fase se construyeron un segundo cuerpo de palacio, una barrera exterior defensiva y un foso.


En la reconstrucción del siglo XIX el Conde de Cedillo plasmó en unos frescos de la planta noble la excursión a Guadamur de los príncipes doña Juana y don Felipe (11 de julio de 1502).


(según Wikipedia)

Castillo de Olvera

El castillo árabe de Olvera (Provincia de Cádiz, España) fue construido a finales del siglo XII, formando parte del sistema defensivo del reino nazarí de Granada.


La factura que hoy conocemos presenta, sin embargo, evidentes rasgos cristianos en su construcción, producto de sucesivas remodelaciones que hubo de sufrir el Castillo desde su toma por las tropas castellanas.


El castillo de Olvera, declarado Bien de Interés Cultural desde 1985 como arquitectura defensiva, se localiza de la delimitación de Conjunto Histórico-Artístico. El inmueble está además catalogado por las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal aprobadas definitivamente el 17 de mayo de 1999, con un nivel de protección integral.


Descripción


Encrespado sobre una roca a 623 msnm, la cota más alta de la localidad, el Castillo presenta una planta irregular a la manera de un triángulo alargado que se adapta a la forma misma de la peña.


Su puerta de acceso, la única que posee el recinto, está protegida por una barbacana y presenta señales de haber acogido un escudo. La fortaleza consta, además, de torre del homenaje, lienzo de muralla con paso de ronda, un recinto subterráneo y dos aljibes, uno de ellos ofrecía suministro de agua a la torre.


La torre del homenaje, que se alza en la parte sur del recinto y que dispone de dos plantas cubiertas por bóveda de medio cañón, es de planta rectangular y aristas redondeados y constituye el elemento principal del dispositivo defensivo del Castillo. Está construida en mampostería, con hiladas de piedra irregulares unidas con argamasa. El acceso a ambas plantas de la torre se realiza a través de escaleras de caracol. La puerta original de acceso se halla a más de cinco metros del suelo y a ella se accede a través de un patín de tambor de época posterior.


Del castillo se conserva parte de la cerca de murallas que rodeaba el barrio de la Villa.


(según Wikipedia)

Isla Fortificada de Nueva Tabarca

Frente al faro de Santa Pola, a media hora de barca y en el centro de la gran bahía de Alicante, se encuentra esta isla, de la que el geógrafo árabe Al-Idrisi (siglo XII), dijo: "En sus inmediaciones (Alicante), al occidente, está una isla denominada Plana que dista una milla de la costa; es un antepuerto excelente donde se ocultan los navíos de los enemigos... " y así, comprendemos que en la baja edad media y en el siglo XVI fuera refugio de piratas y berberiscos. Siempre estuvo deshabitada hasta que, bajo el reinado de Carlos III, fue fortificada para acoger a los cautivos italianos, apresados por los moros en la isla tunecina de Tabarka.


Los escasos restos arqueológicos testimonian una antigüedad de la isla desde época romana y la documentación escrita menciona la construcción de una torre en la baja edad media; pero el asentamiento estable en la isla arranca de la fundación de la villa de "Nueva Tabarka" en el siglo XVIII. La ciudad, como todas aquellas de nueva planta, fue diseñada en su totalidad, desde sus murallas hasta sus calles y plazas, la iglesia y el palacio del Gobernador, así como con todos los elementos para su vida económica: puerto, era, horno de pan, horno de cal, aljibe, etc. Hoy en día, aunque algo deteriorada podemos apreciar el diseño de una ciudad borbónica. El recinto amurallado se adapta a la topografía y perímetro del brazo occidental de la isla, sus murallas son de sillería de gran formato, con ángulos matados y desarrollo horizontal, definida su altura por una moldura de medio bocel y rematada en cañoneras, cuya estructura y anchura permiten emplazar en su interior almacenes, depósitos, etc.


Las puertas de la ciudad se disponen en un eje E-O, denominándose, en este orden, de San Rafael y San Gabriel, y una tercera, en su fachada N, que daba a un pequeño astillero, llamada de San Miguel. Todas ellas son de sillería con falsas columnas almohadilladas y pilastras, al estilo neoclásico, con arco apainelado y cuerpo de guardia en su interior; exceptuando la de San Miguel, que en su friso portaba el escudo de los Borbones, a las otras les falta el remate o entablamento; asímismo, sólo la puerta de San Gabriel sustenta la inscripción: " CAROLVS III, HISPANIARUM REX, FECIT, EDIFICAVIT'. En los planos originales estaban previstos revellines defendiendo los ingresos, pero sólo llegó a medio edificarse el de la puerta de San Gabriel.


En el año 1760 comenzaron las obras bajo la dirección del gobernador de Alicante Guillermo de Baillencourt y, diez años después, cuando comenzaban a recibirse los primeros cautivos redimidos, todavía se estaban realizando obras bajo la dirección del Coronel de Infantería Fernando Méndez, autor del proyecto.


La ciudad planificada no llegó a concluirse nunca y en la actualiidad se están
haciendoi constantes restauraciones y consolidaciones, para mantenerla en su estado más original; ello permite, durante su visita, retrotraernos casi al siglo XVIII y disfrutar de la contemplación de una ciudad neooclásica. de nueva creación, en su estado más puro.


(según Rafael Azaur y Francisco J. Navarro en CASTILLOS DE ALICANTE)

Castillo de Jimena de la Frontera

El castillo de Jimena situado en el término municipal de Jimena de la Frontera (Provincia de Cádiz, España) es una construcción árabe del Siglo VIII en la que posteriormente se realizan obras en el Siglo XV.


Historia

Declarado bien de interés cultural con la categoría de Monumento en 1931, es el edifico emblemático por excelencia de la ciudad. La fortaleza, probablemente levantada sobre las ruinas de la ciudad antigua de Oba y que por su fácil defensa y localización estratégica, en especial en época de la dominación musulmana y sobre todo, por su posición fronteriza, cobrará su máximo esplendor.


El castillo fue tomado por los jerezanos en 1430, reconquistado por los granadinos en 1451 y definitivamente integrado a la Corona en 1456.


Estructura

Consta de una muralla irregular alargada para adaptarse al terreno de la cima. Con atalayas dispuestas por trechos, destaca el conjunto de la Torre del Reloj (o Albarrán), con un arco acodado de ingreso y aljibes de diferentes épocas.


También sobresale el Alcázar, muy reformado tras la toma cristiana, con su airosa y circular Torre del Homenaje, de 13 m (la más alta del conjunto), que en su interior, oculta otra anterior, de planta poligonal.


Baño de la Reina Mora (siglos IX-X):


A espaldas del castillo, existen restos en planta, probablemente de una iglesia mozárabe labrada en roca viva. El Baño de la Reina Mora tiene forma de pileta, por lo que ha adoptado este nombre legendario. Lo más probable es que se trate de una pila bautismal de tamaño natural para el bautismo por inmersión, práctica muy común entre los cristianos tempranos

martes, 19 de octubre de 2010

Pazo de Meirás

El Pazo de Meirás es un Pazo señorial situado en el término municipal de Sada, en La Coruña (España).


A pesar de su aspecto medieval la actual edificación es de finales del siglo XIX -la primera piedra se colocó en 1893- y está edificada sobre las ruinas de una antigua fortificación, perteneciente a los Patiño de Bergondo desde el siglo XVI, que fue destruida por las tropas francesas en el año 1809 durante la guerra de la Independencia.


Mediante enlaces matrimoniales las propiedades pasaron a manos de los Pardo de Lama, y mediante herencia llegó a manos de Emilia Pardo Bazán, que emprende la construcción de la actual edificación. Tras la muerte de Emilia, en 1921, y el asesinato en 1936 de su hijo Jaime y el nieto de la condesa, también llamado Jaime, por milicianos republicanos, la propiedad queda en manos de su hija Blanca Quiroga de Pardo Bazán y de Manuela Esteban Collantes, viuda de Jaime. Las dos deciden donar el Pazo a la Compañía de Jesús con una serie de condiciones que no son aceptadas por éstos. Entonces las autoridades franquistas coruñesas deciden ofrecer el Pazo a Francisco Franco como residencia veraniega, por lo que se constituyó una comisión con el fin de acondicionarlo y recaudar el dinero necesario para ello. A las propiedades iniciales que correspondían al Pazo, se le añadieron algunas cercanas.


Actualmente la Xunta intenta valorar el valor patrimonial y artístico del Pazo para declararlo Bien de Interés Cultural (BIC), con la oposición de los herederos de la familia Franco, que no autorizan la entrada de los técnicos de la Xunta para su evaluación, por lo que se ha acudido a los tribunales con objeto de conseguir esta autorización.


Controversia


Mientras que la propiedad sigue perteneciendo a los herederos de la familia Franco, existe un movimiento popular encabezado por la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica de La Coruña, que reclama la devolución de las propiedades del Pazo al pueblo.

Torreón de Peñerudes

El torreón de Peñerudes llama nuestra atención por su localización y gran envergadura, que alcanza de los 17 metros, altura que parece más, debido a que fue construido sobre un montículo que se levanta 500 metros sobre el nivel del mar.


Las crónicas sitúan el torreón a principios del siglo XII aunque hay voces que hablan de su origen romano. De cualquier forma, se sigue el rastro de este torreón, según las fuentes históricas halladas, en el siglo XIV, cuando era usado como coto de caza por el Obispo de Oviedo, tras lo cual, en 1427, pasa a manos de la familia Argüelles, aumentando su ya abultado patrimonio.


La torre posee adosada los restos de un palacio. Poco más se sabe debido a su estado ruinoso excepto que, gracias a las marcas de las vigas, estuvo dividido en tres plantas.


(Datos y fotografía de Arteguías)

Castillo del Fontanar - Palacio de los Ribera - Bornos

El Castillo del Fontanar - Palacio de los Ribera es de origen árabe. Consta de un elemento más antiguo y de planta cuadrada, que constituye la torre del homenaje, con su entrada por la cara oeste y un macizo en la esquina noroeste. Los restos que se conservan de este antiguo castillo se reducen a algunos lienzos de la muralla y la torre; su interior aparece compartimentado en diversas cámaras y está construido en material de sillería.


Fue restaurado y transformado en Palacio de estilo plateresco en el s. XVI. Una gran puerta, en tiempos chapada en bronce, da acceso a un amplio patio, rodeado de un hermoso claustro con arcos peraltados, sobre los cuales se levanta una galería superior con arcadas de igual clase y balaustrada ojival. En el centro del patio hay una fuente de mármol, traído de Italia, con el escudo de los Ribera.


Completan el edificio unos hermosos jardines, decorados con fuentes y arrayanes. En uno de sus extremos, se halla una logia, único inafronte pompeyano del siglo XVI que existe en Andalucía, con hornacinas que estaban decoradas con estatuas de motivos mitológicos, que hoy se encuentran, casi todas, en la Casa de Pilatos de Sevilla.


En este vergel, el agua es un elemento decorativo más y, aunque desaparecido en su mayor parte, se conserva aún la alberca del Jardín Secreto de este Palacio Ducal, en la que, según la leyenda, se bañaba la Señora del Castillo para limpiar su cuerpo y después pasaba a la capilla anexa al Jardín para limpiar su alma.


El Castillo-Palacio fue propiedad de la Casa de Medinaceli, hasta que en 1953 fue comprado por al Ayuntamiento.

jueves, 7 de octubre de 2010

Castillo de Puente del Congosto

Situación


El castillo de Puente del Congosto se encuentra en el municipio del mismo nombre, provincia de Salamanca, a pocos kilómetros de la entrada del río Tormes en la provincia de Salamanca desde las serranías del Barco y Piedrahita en Ávila.


Historia


En el año 1500 una provisión de los Reyes Católicos ordenó construir el puente, y desde entonces parece ser el que se conserva. Por la misma época surgó el castillo, que perteneció a los Dávilas de Cespedosa, descendientes de Gil González Dávila, que recibió estos señoríos del rey en 1393, y a los Duques de Alba.


Descripción


El castillo se alza en uno de los extremos del puente sobre el río Tormes, conservando aún hoy día gran parte de sus elementos. Sobre un trapecial y almenado recinto, que sólo defiende un cubo por su testero más ancho, descuella una torre, con alguna ventana de doble arco agudo partido por columnas, garitas con matacanes en lo alto, y a su lado un cubo semicilíndrico. La puerta es de arco agudo, con enormes dovelas y una garita encima, y por fuera subsisten arranques de antemuro con otro arco semejante.


Estado de conservación


Se encuentra restaurado y en buen estado de conservación.


Propiedad y uso


Es de propiedad particular y se usa como vivienda.


Protección


Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Castillo de Almonaster la Real

El castillo y la mezquita de Almonaster la Real formaban un complejo militar y fiscal musulmán de época omeya. El culto primero musulmán y luego cristiano de la mezquita ha permitido su conservación, no así la del castillo que tras caer en desuso su función defensiva fue deteriorándose y su material aprovechado para la construcción de la plaza de toros que se encuentra en su solar.

Se han hallado materiales pertenecientes a tiempos omeyas (coetáneos a la mezquita) almohades y cristianos medievales.


(Datos y fotos de Arteguías)

Castillo de Tuéjar

El castillo se halla sobre un montículo de la población.


Desgraciadamente se han instalado antenas y el conjunto pierde todo el posible encanto histórico.


Del conjunto del castillo se pueden observar los restos de una de las entradas.


El castillo es de origen romano, reconstruido por los musulmanes y reconquistado por Jaime I.
Después de la reconquista el rey Don Jaime I dictó sus leyes y fueros, concediendo ciertas exenciones o privilegios a varios de los estados, entre otras los instituidos a favor de su hijo natural Jaime de Jérica (donación confirmada después de su último testamento) con sus anexos de Chelva, Tuéjar, Domeño, Sinarcas, Benagéber, Calles y Loriguilla, por lo que se determinó que dicha donación en feudo se transmitiera en línea directa descendente varonil y si se cortase ésta, se incorporaran al que fuese rey de Aragón y Valencia.