Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



lunes, 26 de mayo de 2014

Castillo de La Gornal

Castell de La Gornal, uno de los más espectaculares castillos de Barcelona.
En la comarca del Alt Penedes, las primeras noticias del castillo de La Gornal se remontarían los tiempos de Almanzor, a finales del siglo IX. Fue durante la Alta Edad Media propiedad primero de los Condes Catalanes y después del rey castellano Alfonso I, pasando a continuación a manos nobiliarias.
Queda rodeado el recinto por un perímetro amurallado de planta poligonal, dentro del cual, se erigen una serie de torres, destacando por encima del resto, la del Homenaje, levantada en pleno siglo XII. Restaurado a principios del siglo XX, en la actualidad es propiedad del Hospital dels Nens de Barcelona.

sábado, 24 de mayo de 2014

Castillo de Guadalajara



Aunque hoy muchos lo ignoran, en Guadalajara existe un castillo. Mejor dicho, las ruinas de un castillo. Que construyeron los moros, por supuesto, en la línea más pura de la tradición hispana. Está situado en la calle Madrid, frente a la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado, y lo que en tiempos fue gran alcazaba islámica, y más tarde una fortaleza que albergó a los Reyes de Castilla y sirvió de sede a las Cortes del Reino, hoy es un montón desangelado de ruinas, en inexplicable abandono desde hace muchos años.
    Se situaba este castillo en una de las esquinas, - la inferior y más norteña- de la muralla que circundaba a la ciudad medieval. Constituido en dos cuerpos adjuntos, se formaba de muy gruesos muros, fortificados a trechos por altos torreones que daban, de un lado, sobre el barranco del Alamín, y de otro sobre la propia ciudad. En su interior, múltiples estancias servían de residencia a los jefes militares árabes primero, y luego a los alcaides cristianos. En 1338 pasó una larga temporada viviendo en él don Alfonso XI, recuperándose de una enfermedad y fundando la "Orden de la Banda" para premiar a los caballeros arriacenses que amablemente le sirvieron. Luego en 1390 vieron sus salones reunirse a lo más granado del reino para celebrar en ellos las sesiones de las Cortes convocadas por Juan 1. Los Mendoza algunas veces hubieron de refugiarse en él ante los asaltos de las fuerzas reales.
    De primitiva construcción árabe, aunque muy reformado por los cristianos, consta de dos recintos y ocupa una superficie de 17.000 M2 . El recinto norte es el más grande, y mide 107 x 86,2 mts. El más meridional es de 68 x 62 mts. Con una puerta al frente que miraba hacia la ciudad. En sus muros se aprecian todavía tres diferentes calidades y épocas: hay una primera zona, la que da sobre el barranco, de época cristiana, que se forma por mampostería, piedras irregulares, sin simetría de hiladas y con argamasa de cal. Una segunda de tapia¡ o "tabiya" árabe, que forma las dos grandes torres que dan sobre la Travesía de Madrid. Son dos torres huecas, de 10 metros en su frente y 3,5 de profundidad. Sobre el tapial grosero se aplicó una primera capa de argamasa oscura, y sobre ella otra más fina y blanca sobre la que se pintaron con líneas rojas simulando sillares. En una tercera zona, que como la anterior tenía una ligera zarpa, se ve tapia¡ protegido por sólida capa de yeso de color amarillento.
    En realidad, solamente esas dos grandes torres de "tabiya" árabe son los restos verdaderamente islámicos de este castillo de Guadalajara. El resto, muy alterado y renovado en épocas sucesivas, es cristiano. Fue casi totalmente rehecho, como la muralla de la ciudad, en los siglos XIII-XIV, y más tarde, ya en el siglo pasado, utilizado como Cuartel de San Carlos, añadido del Regimiento de Aerostación. Todo ello actualmente en proceso de ruina, de abandono y de hundimiento.


miércoles, 21 de mayo de 2014

Castillo de Cervelló

El castillo de Cervelló se encuentra un poco apartado del centro antiguo del pueblo de Cervelló en la comarca catalana del Bajo Llobregat, al sur. Actualmente está en ruinas y sus muros escondidos entre la vegetación que lo rodea. Situado en una posición elevada, defendida naturalmente, sobre la iglesia de Santa María de Cervelló.

Historia
El castillo fué cponstruido en el siglo X y se encuentra mencionado el 904, en una donación del conde Wifredo II de Barcelona en el monasterio de Sant Cugat. El conde lo utilizaba entonces de residencia. Más adelante se encuentra en otros documentos. Tradicionalmente se dice, sin que se pueda verificar su autenticidad, que este castillo, junto con el de Montcada, no fue tomado por los sarracenos y se salvó de la campaña de Almanzor del 985, incluso sirvió de refugio a los barceloneses.
En el 992 los condes Ramón Borrell de Barcelona y Ermengol I de Urgel vendieron el castillo con sus rentas y beneficios a Íñigo Arista Bonfill, del linaje de los Cervelló, desde entonces sirvió de sede de la familia y de la baronía.
En el siglo XIII los Cervelló se enfrentaron a la monarquía y en 1224 (en época de Guillermo I de Cervelló) Jaime I asedió el castillo trece días y lo tomó. Consta que en 1230 se volvió a consagrar la iglesia de San Esteban, posiblemente después de una reconstrucción hecha a consecuencia del asedio. Guillermo II volvió a enfrentarse al monarca, lo que hizo empobrecer las tierras. Aunque más adelante, en 1274, el sucesor de Guillermo II, Guerau II, volvió a rebelarse contra el poder. Finalmente, en 1297, vendió la baronía a Jaime II por 130.000 sueldos.
Jaime II, en el 1309, canjeó el castillo con Sibila de Pallars por otras propiedades, en esa ocasión se hace constar que estaba casi en ruina. La baronía y el castillo fue cambiando de manos varias veces más.
En 1462 se fortificó. Aunque tuvo algún papel, militarmente hablando, dado que en 1714 se ordena su demolición. Posiblemente esté abandonado desde entonces.

Las construcciones
El castillo era de planta muy alargada. Tenía la entrada a poniente, el lugar más accesible y mejor defendido, dado que el resto estaba protegido por la orografía del terreno. También al sur se encuentra el recinto soberano, con muros altos. El recinto inferior incluye una capilla de la que se ignora su advocación, y de la que se conservan las ruinas. También hay una sala con bóveda apuntada, conservada parcialmente.
Más abajo se encuentra la iglesia de San Esteban (ahora conocida como Santa María), probablemente edificada por los señores de Cervelló en el siglo XI.

Estado actual
Se encuentra en ruinas y está abierto al público.
Catalogado como Bien de Interés Cultural desde el  8 de noviembre de 1988

sábado, 10 de mayo de 2014

Castillo de Torralba - Cisla

El castillo de Torralba se encuentra en una finca agropecuaria, sobre una ligera elevación desde la que domina la llanura del margen izquierdo del río Zapardiel, en la localidad de Cisla, provincia de Ávila.
Para llegar a los restos del castillo desde Cisla, hay que tomar la calle Peligros de esta localidad, que empieza en la carretera que atraviesa el pueblo. Se recorren unos 100 metros en línea recta por esta calle, se pasa por delante de unas naves agrícolas y se continúa por la pista de tierra que es prolongación de la misma calle. Tras algo más de 2 kilómetros por dicha pista se llega al castillo.
Historia
Se desconoce sus orígenes y circunstancias.
Materiales
Está construido en ladrillo.
Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina progresiva.
Propiedad y uso
Es de propiedad privada. El acceso es libre.
Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español

Castillo de Malvecino - Merindad de Valdivielso

El castillo de Malvecino se alza sobre un cerro de difícil acceso desde el que domina la localidad de Toba de Valdivielso, en el término municipal de Merindad de Valdivielso, provincia de Burgos.
Historia
Según documentos, data del siglo XIV.
Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina progresiva. El acceso es libre.

(MonumentalNet)



jueves, 1 de mayo de 2014

Torre de Olmos de Picaza

El caserío de la pequeña localidad de Olmos de Picaza mantiene acorralado a su mejor y más distinguido edificio. De sus pasadas funciones militares sólo queda un vago recuerdo, diluido en la pacífica estampa de las monocordes casas de la villa.

Reseña histórica
Fijan los expertos la fecha de su construcción en los primeros años del siglo XV. En 1431 fue adquirida por el conde de Haro. Está también documentada su integración en el mayorazgo de don Pedro Fernández de Velasco en la segunda mitad del siglo XV.


Características arquitectónicas
Tiene planta cuadrada. El componente principal de su fábrica es la mampostería. Los remates de las esquinas se realizan con cantería tallada. Su interior disponía de cinco pisos. El acceso se realizaba a través de puerta elevada. El elemento más llamativo del conjunto es su almenado con remate piramidal, que se eleva sobre matacán apoyado en hilada de ménsulas de doble cuerpo.


Estado de conservación
Perdió parte de su llamativo almenado, pero conserva en buen estado su estructura central.


(Los castillos y fortalezas de Castilla y León - Carlos M. Martín Jiménez)

Castillo de Zurraquín - Cabezas del Villar

El castillo de Zurraquín se encuentra integrado en un caserío, en el municipio de Cabezas del Villar, provincia de Ávila.
Historia
Data del siglo XV.

Descripción
Tan solo quedan parte de una torre y restos de cimientos en sus lados. Dos de los lados de la torre han deasaparecido por utilizar sus piedras en la construcción de un puente cercano.
La torre es de planta rectangular y finaliza en merlones.
En el exterior de la torre se pueden ver una aspillera, una ventana pequeña rectangular y sobre ella un escudo heráldico con una inscripción en su base, y casi a ras de suelo en uno de los laterales de la torre, un vano adintelado con dos escudos heráldicos.
En el interior de la torre se pueden ver tres pisos, señalados por líneas de mechinales, más el adarve.
Alrededor de la torre hay muros de hasta 6 metros que rodean la torre por tres de sus partes.

Materiales empleados
Construido a base de sillería y mampostería de granito.

Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Propiedad
Es propiedad de la Cooperativa de la Dehesa de Zurraquín.

Visitas
El acceso es libre.


(Monumental Net)

Castillo de Bonilla de la Sierra

Durante su etapa episcopal, en esta villa (Bona-Villa) se levantaron la espectacular iglesia, las murallas y el castillo, que actualmente se encuentra en estado ruinoso. Su historia reciente se remonta al siglo XII, aunque fue objeto de importantes reformas entre los siglos XIV y XVI.
Bonilla está estrechamente vinculada a la iglesia abulense por ser señorío del Obispado y su castillo fue utilizado como residencia de verano de los prelados hasta el siglo XIX, cuando por la Desamortización de Mendizábal fue desvinculado del clero. Hoy día es propiedad privada, aunque su exterior se puede visitar. La torre principal dotada de matacanes ha sido restaurada.
Las habitaciones y dependencias del castillo se distribuían alrededor del patio, y en algunas de ellas son visibles todavía restos de los antiquísimos frescos policromados que las decoraban, dividiendo el lienzo en bandas superpuestas que representaban escenas de torneos y luchas de hombres y animales fantásticos.