lunes, 31 de agosto de 2015

Recinto amurallado de Rada - Caparroso

A 4 kilómetros de Caparroso, en la Ribera de Navarra, estratégicamente emplazado en lo alto de un cabezo se halla el Despoblado de Rada, un recinto amurallado de gran importancia defensiva en el Medievo que alberga restos de un castillo del siglo XII, un viejo torreón, y la iglesia de San Nicolás, de finales del siglo XII. 
El recinto, al que se puede acceder en coche, es propiedad del Gobierno de Navarra y se destina a excavaciones arqueológicas. El acceso le permitirá pasear entre los restos de un poblado amurallado que se extinguió en el siglo XV, además de contemplar bellos paisajes sobre la llanura olitense, la serranía de Ujué, la vega del río Aragón, el Parque Natural de las Bardenas Reales y el nuevo pueblo de Rada.
El Despoblado permaneció abandonado hasta 1981, cuando su propietario, el duque de Miranda, Luis de Silva, lo donó al Gobierno de Navarra. Esto permitió el inicio de campañas arqueológicas que han permitido rescatar el pasado de este lugar y ha potenciado su atractivo turístico para los amantes de la historia y de quienes disfrutan contemplando bellos paisajes.
En el lugar se conserva un lienzo de la muralla (siglo XII) de unos 100 metros de longitud con restos de dos torres de carácter defensivo y las ruinas del castillo de la estirpe nobiliaria de los Rada (siglos XII-XIII). En la calle que conduce hacia la iglesia, las excavaciones han puesto de manifiesto tres calles en torno a las que se estructuran las viviendas. El recinto también cuenta con un torreón circular perteneciente a un románico temprano; el aljibe, que recogía el agua de lluvia; la necrópolis, en la ladera del cerro, con estelas discoideas y lajas verticales; y la iglesia de San Nicolás, lo único que se respetó cuando se arrasó el poblado. 
El templo, de finales del siglo XII, tiene una nave con tres tramos y otra adosada en el lado norte, ambas cubiertas con bóveda de medio cañón. La decoración es escasa tanto en el interior como en el exterior, donde no hay contrafuerte y lo único que destaca es una airosa espadaña. Y junto al templo románico le sorprenderá hallar una casa rica, una de cuyas habitaciones pudo ser sala de juegos, ya que allí se encontraron dados y fichas de juego junto a monedas oxidadas. 
El lugar, además de ser punto de interés para los amantes de la historia, es también un excelente mirador que permite disfrutar, al norte, de la llanura del somontano olitense y la serranía de Ujué; a sus pies, la vega del río Aragón y sus meandros, al sur las Bardenas, y al sudeste el nuevo pueblo de colonización de Rada, surgido como consecuencia de la puesta en marcha del embalse de Yesa.

jueves, 27 de agosto de 2015

Puerta del Reloj - Villabrágima

Villabrágima, como otras tantas villas medievales de su entorno, fue lugar cercado por una muralla; y como recuerdo de ello todavía se conserva la airosa Puerta del Reloj que, como su nombre indica, sustenta sobre su almena un pequeño campanil donde se aloja la maquinaria relojera que se instaló en los años cincuenta del siglo pasado.
En el siglo XIV se reunieron aquí los Infantes de Aragón que mantenían luchas civiles durante el reinado de Pedro I.
En Villabrágima y durante la Guerra de las Comunidades de Castilla se celebraron encuentros y negociaciones entre los representantes de los bandos enfrentados, pues en Villabrágima tenían cuartel las tropas imperiales de Pedro Girón.

(Minube)

lunes, 24 de agosto de 2015

Palacio fortificado de los Herrera - Palenzuela

Localización
El palacio fortificado de los Herrera se encuentra en la Muy Noble y Leal Villa de Palenzuela, en la provincia de Palencia. Palenzuela se está situada a 38 kilómetros de su capital provincial, y se llega por un desvío de carretera la nacional N-622, que une Quintana del Puente con Lerma.

Historia
Se tienen referencias de la ocupación de esta zona desde tiempos prehistóricos. En época prerromana era la importante ciudad vaccea de Pallantia.
Palenzuela fue capital de un alfoz de 38 pueblos y más tarde cabeza de la Merindad del Cerrato. En el año 850 ya se menciona su castillo, lo que no fue obstáculo para que en el 919 fuera saqueada dos veces por las razias árabes.
Los primeros señores cristianos de la villa fueron los condes de Castilla. Posteriormente pasó a los reyes de Castilla. A finales del siglo X fue dotada de fueros por el conde don Sancho, nieto de Fernán González, fueros que fueron confirmados y ampliados por varios monarcas.
En tiempos de Fernando III fue señorío de Álvaro Núñez de Lara, quién lo perdió, a favor de la Corona, al caer derrotado ante las tropas del rey y de Doña Berenguela. En el año 1295 fue señorío de Juan Núñez de Lara, que se rebeló contra María de Molina, regente durante la minoría de edad de Fernando IV, por lo que la villa fue sitiada y asediada durante seis meses, y tras su toma volvió de nuevo a la corona.
Pedro I el Cruel cedió el señorío a su hermanastro Enrique de Trastámara. Al sublevarse la villa, la sitió personalmente en 1356, logrando la rendición a las tropas leales a cambio del perdón. Entregó el señorío a María de Padilla. En el año 1405 pertenecía a la reina Catalína, esposa de Enrique III.
En septiembre de 1425 Juan II convocó cortes en Palenzuela, que tuvieron lugar en el convento de San Francisco que se encontraba extramuros de la villa, y coinciden con el momento de máximo esplendor de la población. Pasó a los Almirantes de Castilla en 1429 y en 1444 fue lugar de enfrentamiento entre los reyes Juan II de Castilla y Juan de Navarra. En 1451 las fortalezas de Palenzuela, Hornillos y Cordovilla la Real, en poder de Alonso Enríquez de Quiñones, junto con la de Astudillo, en poder de su cuñado Juan de Tovar, se sublevaron contra Juan II y su favorito Álvaro de Luna. La villa fue asediada con artillería, y se rindió en enero del año siguiente. El rey entregó Palenzuela a su hijo Enrique, y en 1454 volvió de nuevo a los Almirantes de Castilla.
En la guerra de la Independencia, fue ocupada en varias ocasiones por las tropas francesas, que tenían su cuartel general en la vecina localidad de Quintana del Puente. En 1813 el mariscal Soult se apropió del palacio de los Jalón, lugar donde pasaba noche José Bonaparte cuando más tarde abandonara el país.
Fue famosa la prisión de la fortaleza que se reservaba para grandes delitos o delitos políticos, quedando prohibido desde mediados del siglo XV encerrar en la misma a los vecinos de la villa.
Existió otro castillo, ya desaparecido en 1218, que se encontraba en el despoblado de El Moral, en la confluencia de los ríos Arlanza y Arlanzón.
El palacio fortificado de los Herrera perteneció a la familia de los Herrera, mariscales de Castilla.

Descripción
El palacio fortificado de los Herrera está formado por una sólida torre poligonal construida con buena sillería, y una barrera que lo rodea.

Protección legal
La villa de Palenzuela fue declarada Conjunto Histórico-Artístico el 23 de julio de 1966.

domingo, 23 de agosto de 2015

Murallas de Balaguer

El origen del recinto amurallado actual hay que buscarlo en el nacimiento del núcleo urbano hacia los siglos X y XI, en los últimos siglos de la ocupación andalusí de la ciudad. En aquella época el trazado era más reducido que el actual. El acceso a la ciudad se realizaba por puertas. Antes del ensanchamiento de las murallas, en el siglo XIV, las puertas existentes eran la de San Miguel (sobre el puente), la de Torrent, la de Gerb, la Gerundel-o de Albesa y la del Mercadal. Después del ensanchamiento se añadieron las puertas de Lleida y la del Hielo.
Balaguer estaba cerrada por todas partes. Tres castillos comunicaban a través de las murallas: la Suda, el Castillo de Alcorac y el de la Gerundel-la.
La muralla gótica que se conserva en Balaguer es  de época condal del siglo XIV  si exceptuamos  algunos pequeños tramos que son andalusíes  que protegía a la antigua capital del condado de Urgell. En el trayecto es desde Santa María al bombo se pueden contemplar también los antiguos castillos de la Gironella i de Torre Blanca, adaptado como punto de observación de la cabeza de puente de Balaguer durante la Guerra Civil Española.
Están restaurados  500 metros  de la muralla de Balaguer es un ligero paseo para acercarnos a la capital del Comtat d´Urgell.
Paseando por encima de la muralla que tiene más de metro y medio de anchura, disfrutamos de  unas fantásticas vistas de Balaguer y de los campos cercanos, una pasarela nos lleva a la iglesia gótica de Santa María desde el Bombo o la Torre Blanca.  Son el resultado de las obras que se han desarrollado a través del Fondo Estatal para la Ocupación y la Sostenibilidad Local, el Ayuntamiento de Balaguer completa la integridad del paseo y abre al público todo el tramo por la muralla.

(Rutas con historia)

 

miércoles, 19 de agosto de 2015

Encomienda de San Cristóbal de Selma

Historia:
El castillo es mencionado por primera vez en el año 977, siendo usado durante las batallas de la Reconquista.
En 1142 Guillem de Sant Marti, dio Selma a los templarios junto con el territorio y su término. En 1171 les fue cedida la iglesia de Sant Cristófol y en 1142 el castillo de Selma, además de otras propiedades. La encomienda no tenía su sede en este castillo; según parece, se estableció en el actual mas de la Masó de Selma. Cuando el Temple fue disuelto, en 1312, pasó a la Orden de San Juan de Jerusalén. En el siglo XV y debido a su situación de decadencia, esta encomienda se integró en la de Valmoll.
La iglesia fue contruida a finales del siglo XVI. En 1822, Selma pasa a ser administrado por la Hacienda Pública. En el año 1834, el cabeza carlista Romagosa se refugió aquí, aunque fue fusilado junto con el rector del pueblo. En el 1847 el castillo de Selma se encontraba en ruinas.
En el 1930 el pueblo quedó abandonado.

Descripción:
La encomienda de Sant Cristófol de Selma está formada por varios edificios, entre los que destacan el castillo, la iglesia parroquial, una casa fortificada y una casa de labor.

Grado de protección:
El Castillo de Selma está catalogado como Bien de Interés Cultural BIC, en la categoría de Monumento, con fecha 08 de noviembre de 1988.

Estado:
Abandonado y en ruina progresiva con acumulación vegetación.

martes, 11 de agosto de 2015

Castillo de Alhonoz - Ecija

Constituye la mayor edificación defensiva del término de Écija, hoy reducida a restos. Su situación dominante respecto al territorio circundante hizo que en su entorno existiese un importante núcleo urbano, en época musulmana, que subsistirá hasta la reconquista.
En el transcurso del siglo XV irá perdiendo parte de su vecindario y quedará reducido a un recinto defensivo que, por su valor estratégico, conservará una guarnición y será reparado con cargo al Cabildo de Écija. Su recinto es cuadrado, de unos 24 metros de lado, y se asienta sobre una meseta ligeramente inclinada en sentido oeste-este. Se halla flanqueado en los ángulos por cuatro torres de sección cuadrada.
En el centro del lienzo de Poniente se halla la Torre del Homenaje, de planta rectangular y poderosos muros que sobresalen del perímetro del recinto. No se conserva la barbacana. Los materiales de construcción, según se observa en los restos, consistían en mampostería de sillarejo o piedras carcadas en las torres de ángulo, tapiales y tapiales de argamasa de buena cal en la parte oriental del recinto.

jueves, 6 de agosto de 2015

Torre Fuerte de Anguciana

Entre los escasos monumentos de arquitectura militar antiguos de La Rioja, que por su actual buen estado de conservación merecen una atención particular, se encuentra éste de la Torre Fuerte de Anguciana que, elegante y airosa, se alza sobre un llano y fértil valle. 
El actual estado de la torre se advierte enseguida, pese a las reformas modernas, una factura netamente gótica, pero es muy posible que su antigüedad se remonte hasta los tiempos romanos. La Torre, de proporcionadas dimensiones, está construida de piedra de sillería perfectamente escuadrada y a hiladas muy iguales. Su planta es rectangular. En sus muros se han practicado modernamente diferentes ventanales en ojiva y algunos en aspillera.
Corónase en toda la anchura de sus costados con una fila continuada de matacanes y una doble serie de almenas, con su correspondiente paseo de ronda entre ambas.
(Valvanera.com)

miércoles, 5 de agosto de 2015

Castillo de Barcial de la Loma

Barcial de la Loma es un municipio de España, en la provincia de  Valladolid, comunidad autónoma de Castilla y León. La villa, que ya existía en 1095 (Barceale de Lomba), se benefició del fuero que concedió en 1197 el monarca leonés Alfonso IX a Castroverde de Campos (Zamora). Su torre o fortaleza estuvo a las órdenes de la Santa Junta durante la Guerra de las Comunidades.
La iglesia parroquial de San Pelayo es un edificio mudéjar del siglo XVI. El presbiterio tiene un magnífico artesonado de lacería estrellada.
En uno de los bordes de la carretera, dentro del conjunto urbano, se encuentra "La Fortaleza", llegando hasta nosotros parte de sus cuatro paredes que formaban un torre en forma de cubo.
(Wikipedia)

martes, 4 de agosto de 2015

Palacio de los Segura – Orce

Se trata de una extensa edificación de unos cuarenta metros de fachada con dos pisos y solana, situada en la parte alta del Paseo de los Caños.
A ojos del visitante, lo más sobresaliente son las forjas de las balconeras y las ventanas de la parte frontal de la mansión. Su patio interior, rectangular, mide unos ocho por catorce metros, y de él emergen seis columnas de mármol blanco de la región, redondeadas sin torno (según se aprecia por algunas irregularidades en su línea). Sostienen una espaciosa galería de madera protegida por una típica y artística balaustrada de estilo castellano.
Los Segura fueron una de las familias nobles desembarcadas en Orce, con las últimas mareas de la reconquista. Eran muy ricos, gracias al comercio de la ganadería lanar y a otros negocios que los condujeron, alguna que otra vez, al remolino de la Inquisición.
Otro nombre por el que se conoce al Palacio, es la Casa de los Duendes. Puede tener su origen en los aquelarres y otras "reuniones" que tenían lugar en sus estancias y habitaciones.

lunes, 3 de agosto de 2015

Palacio de Cienfuegos - Pola de Allande

Descripción:
Enorme caserón con apariencia de castillo cuya parte más antigua se remonta al siglo XIV. Reedificado en el siglo XVI, con un aspecto exterior muy sobrio por su carácter defensivo. Nuevamente reformado en el siglo XVIII por el conde de Peñalba, el aspecto desornamentado sólo se atenúa en el patio rectangular y sin pórticos, en cuyos ángulos se adosa al primer piso una galería corrida de madera, apoyada en gruesa y tosca columna de mampostería.
El palacio tiene planta en forma de L y está jalonado por tres sólidas torres no almenadas que imprimen monumentalidad al edificio. De las tres torres las dos más antiguas son de planta cuadrada, siendo la más moderna de planta rectangular. A esta última torre por ser la más adecuada a vivienda se le añadió una galería en el siglo XIX. Se componía de oratorio, sala, antesala, salón, dos corredores, veintitrés dormitorios, cocina, cuatro chimeneas, caballeriza, cinco establos y una muralla circundante.


Grado de protección:
Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, el 26 de enero de 1994.

Carácter de riesgo:
Ruina progresiva y derrumbe total a causa del deterioro producido por las lluvias y las filtraciones de agua.

Intervenciones y/o Restauraciones:
En los últimos años se están realizando arreglos parciales, habiéndose finalizado en 2008 la rehabilitación y la recuperación de las formas y colores originales de la galería adosada a la torre principal, que data de en torno a 1888.
 
(Hispanianostra)

domingo, 2 de agosto de 2015

Muralla de El Muro de Agreda

Localidad de antiguas raíces históricas, Muro de Ágreda y la cercana Augustóbriga nos muestran hoy escasas ruinas de lo que fuera una importante plaza de control de las comunicaciones en la zona oriental de la provincia, entre los valles del Duero y el Ebro.
Tierra de pelendones, por Augustóbriga circulaba la importante vía romana correspondiente al número 27 del Itinerario de Antonino, existente ya desde tiempos de Tiberio (14-37 d.C.), que unía Astúrica (Astorga) con Caesaragusta (Zaragoza) por Numancia. Otra vía secundaria tendría su origen en esta localidad para, atravesando San Pedro Manrique y Tañine, donde aparece excavada en roca, llegar a Yanguas, ya en la sierra camerana. Estas rutas, junto con la vía natural del valle del Rituerto, serían muy empleadas durante toda la Edad Media tanto para operaciones bélicas como para el comercio. De Augustóbriga tan solo quedan hoy los restos de su muralla romana y de la calzada.
En la obra colectiva Ruta de los torreones podemos encontrar una descripción de la torre adosada a la iglesia, a la que sirve de cabecera, que se supone un torreón de origen cristiano, al estilo de Hinojosa del Campo, con dos estancias con bóvedas de medio punto y acceso por la iglesia. Podemos apreciar su planta rectangular y su característica fábrica de mampostería, muy modificada en sus esquinas y planos.
En el cerro contiguo a la población quedan en pie tres lienzos de lo que debió ser un pequeño castillo, de poco cuidada fábrica de mampostería, estrechos muros y planta rectangular, seguramente de construcción posterior al torreón de la iglesia, quizá finales del S.XV. Pese a su lamentable estado, conserva parte de su almenado y adarve. Es muy probable que contara con una barrera exterior hoy desaparecida.
En esta ocasión encontraremos en Madoz una breve reseña cuando dice que la población tiene "las ruinas de un antiguo castillo, que dominaba la población...".

(Castillos de Soria)