viernes, 30 de septiembre de 2016

Castillo de Diempures - Cantalojas

El castillo de Diempures en una fortificación española del siglo XIII construida sobre un castro celtíbero anterior y situada en el término municipal de Cantalojas (Guadalajara). Está enclavada sobre un acantilado en la confluencia del río Sorbe y el arroyo de la Virgen.
El castillo de Diempures está construido en pizarra, material poco común en este tipo de edificaciones pero muy utilizada en las construcciones de la zona de la arquitectura negra por su abundancia en la sierra de Ayllón. Se trata de un pequeño castillo roquero que constaba de una torre vigía y una muralla perimetral alrededor de ésta, cercado todo por un foso. Tan solo se conserva la puerta de acceso por la parte norte y una parte del muro oriental con alguna saetera abierta entre la pizarra.

(Wikipedia)

domingo, 25 de septiembre de 2016

Castillo de Bujalaro

Situación
El castillo de Bujalaro se encuentra en la localidad del mismo nombre, provincia de Guadalajara.

Descripción
Apenas quedan restos, e incluso información, sobre esta edificación, al parecer terminada de destruir en la Guerra Civil.

Estado de conservación
Prácticamente desaparecido.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(Castillos-Net)

viernes, 23 de septiembre de 2016

Castillo de Guadalcázar

Vista desde la campiña le da la personalidad a la silueta del pueblo, así lo ven los ciudadanos de Guadalcázar, que se enorgullecen de esta torre de estilo herreriano. Formó parte del esplendor de la villa, así como del suntuoso palacio señorial. A la derecha de la parroquia y formando conjunto con ella se edificó el palacio de los Marqueses de Guadalcázar, cuya obra es contemporánea a la de aquella, pues se realizó una vez que Diego Fernández de Córdoba de Córdoba alcanzó de Felipe III el marquesado en el año 1609.
Este edificio ha tenido peor suerte que la iglesia, conservándose muy disminuido, aunque eso da lugar a la leyenda y el misterio del lugar.
Debió formar un bloque alargado con una torre en cada uno de sus extremos, quedando una de ellas solamente el basamento, mientras que otra aun se alza completa, pero sin cubierta, recibiendo por ello el simpático nombre de Torre Mocha.
Este edificio alberga también el museo de las Ciencias de Guadalcázar.
La actual Torre Mocha es el único testimonio que nos queda del palacio de los marqueses que el 8 de febrero de 1616 mandó construir Diego Fernández de Córdoba, primer marqués de Guadalcázar y virrey de Nueva España.
La fachada que miraba hacia oriente, con 234 pies geométricos de longitud y 151 de fondo, estaba adornada con 12 balcones, y otras tantas rejas que se repartían en sus dos plantas: alta y baja. En sus extremos de levantaban dos torres de 30 pies geométricos en cuadrado y con dos plantas más de altura que el resto de la obra.
En el interior había un patio enclaustrado con 40 columnas de mármol de Génova sobre las que están formadas otros tantos arcos por mitad en los dos cuerpos, alto y bajo, con sus viviendas correspondientes y espaciosas extendiéndose hacia el espacio que ocupaba la fábrica.
La parte que miraba al Norte, estaba adornada con 7 balcones y otras tantas rejas. En el costado que le unía a la iglesia había una tribuna alta, y por el lado de Poniente,es decir, a espaldas del edificio mirando al campo, tenía un jardín pequeño y otros patios de servidumbre.

Historia
La magnificencia del Palacio, que vino a sustituir al castillo que había servido de residencia señorial, fue proclamada en 1675 por Rodrigo Méndez Silva y en 1783 por Antonio Montpalau así como por Bernardo de Espinalt y García en 1789, quién daba cuenta de la belleza del monumento. Posteriormente, también el padre Ruano destacaría su suntuosidad y riqueza. Y fue a mediados del siglo XIX, cuando ya se encontraba en estado ruinoso. A comienzos del siglo XX, sus columnas fueron trasladadas al Palacio de los marqueses en la calle Ancha de San Bernardo, actual Ministerio de Justicia.

Materiales
Junto a la parroquia pervive la Torre Mocha, construida en ladrillo, único vestigio del antiguo palacio de los marqueses de Guadalcázar, erigido en el siglo XVII, que "parece evocar las construcciones madrileñas de los Austrias".

Situación
El castillo de Guadalcázar se encuentra en la localidad del mismo nombre, en la provincia de Córdoba.

(Cordobapedia)

Castillo de Cobeta

La primera mención documental sobre este castillo es de mediados del siglo XIV. Perteneció a la familia de los Laras, luego al cabildo seguntino, y más tarde a las monjas de Buenafuente, de las que vino a dar en la familia de los Tovar y Zúñiga.
Don Iñigo López Tovar rehizo la antiquísima torre existente y construyó sobre el pequeño cerro un castillo al estilo de la época, para que sirviera no sólo de defensa contra las incursiones de los aragoneses y navarros, sino de morada para él y su familia. Allí murió, en 1491, este señor, que dispuso ser enterrado en la parroquia de la villa.
Del castillo de Cobeta, que tenía un recinto cuadrado con cubos en las esquinas, y una torre del homenaje cilíndrica con almenas sobre el grueso moldurón de su remate, sólo quedaba la mitad de ésta, hueca y desalmenada, en inestable equilibrio con la vertical y la historia, ya tan lejana, de pasados siglos, hasta que hace pocos años la reconstruyeron con esfuerzo sus vecinos, viéndose hoy de nuevo entera y verdadera.
Sobre la puerta del castillo tenía colocadas, Don Iñigo López Tovar, sus armas talladas en piedra. En el año 1996 se restauraron la torre del homenaje y el aljibe.

(Castillos del olvido)

jueves, 22 de septiembre de 2016

Castillo de Viana de Mondéjar

Situación
El castillo de Viana se encuentra en la localidad de Viana de Mondéjar, en el término municipal de Trillo, provincia de Guadalajara, junto a la iglesia parroquial.

Historia
Fue construido por don Pedro Núñez de Prado en el siglo XV (finalizado en el año 1445) sobre otra construcción anterior, y destruido a finales de ese mismo siglo.

Descripción
En las Relaciones Topográficas de Felipe II correspondientes a Viana de Mondéjar se dicen así: "Item, á los veinte y nueve Capítulos declararon: que ay una fortaleza fundada sobre peña en lo más alto de esta Villa, la qual es de cal y canto, y tapia y ladrillo."

Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina. Solo quedan algunos vestigios. Se usa como medianeras de viviendas.Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Visitas
Es de acceso libre.

(CastillosNet)

lunes, 19 de septiembre de 2016

Castillo de Torres - Cumbres de San Bartolomé

Situación
El castillo de Torres se encuentra a 15 kilómetros de la localidad de Cumbres de San Bartolomé, provincia de Huelva, cerca de la carretera de La Nava a Encinasola, en un paraje natural de gran belleza.
Aunque de complicado acceso, se puede llegar a él por la carretera H-211. En el punto kilométrico 2,500 (frente a "Cortijada del Casco") tomar un carril en dirección sur durante 2 km. para llegas a la casa de Torres (en ruinas). Se continúa a pie por un sendero imperceptible, entre jaras arborescentes, subiendo casi un kilómetro en zigzag, con una pendiente media directa del 32%.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(Castillos-Net)

sábado, 17 de septiembre de 2016

Castillo de Salvaleón

El castillo de Salvaleón es una fortaleza situada en la localidad de Salvaleón, en Badajoz (España). Está construido sobre una pequeña elevación de tierras a las afueras de la localidad y se cree que fue edificado en el siglo XIV.

Historia
El actual castillo se erigió, posiblemente, sobre los restos de una fortificación musulmana, hoy desaparecida. En 1462 pasó a formar parte de la Casa de Feria que realizó obras de mejora y ampliación en la fortificación. La fortaleza sufrió desperfectos y saqueos ocasionados por la Guerra de Restauración y fue ocupada en 1706 por el ejército formado por Inglaterra, Holanda y Portugal durante la Guerra de Sucesión. En la actualidad el castillo se encuentra abandonado y parcialmente en ruinas.

Características
En la actualidad apenas quedan restos que permitan hacer una evaluación del castillo. El recinto amurallado debió de estar compuesto por un recinto poligonal con torreones de forma cúbica en sus vértices y por una torre del homenaje de 15 metros de lado y 35 de alto, que se cree que es la única torre que todavía queda en pie. Se conservan restos de los lienzos de la muralla y de varios de los torreones cúbicos.

(Wikipedia)

viernes, 16 de septiembre de 2016

Castillo de Piedrabuena

Esta fortaleza de propiedad privada forma, junto a los castillos de Alburquerque, Mayorga y Azagala, una sólida defensa ante la cercana frontera con Portugal-Ha sido cabeza de la Encomienda de la Orden de Alcántara desde el siglo XIII. Las partes más antiguas que se conservan en el ediñcio pertenecen al siglo XIV, pues durante los dos siglos posteriores fueron muchas las reformas y construcciones que se hicieron en él
Está formado por un recinto interior y otro exterior. El exterior se presenta como una construcción cuadrángula! con torrecillas cilindricas en las esquinas. En su interior se hallan cuatro crujías, la torre del homenaje y la torre de la cárcel.
Se puede observar en esta construcción su clara función residencial, a través de las galerías abiertas al exterior o el patio claustrado, todo a modo de palacio urbano.
Fortaleza que se encuentra en un perfecto estado de conservación y además en uso.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Castillo de Montalbán

Situación
Se llega a esta fortaleza por la carreterra regional CM-4009 desde San Martín de Montalbán dirección a La Puebla de Montalbán, y a unos 5 kilómetros de la primera localidad tras un cruce a la izquierda se llega al castillo, y por la derecha al santuario visigodo de Santa María de Melque.

Historia
Este castillo es una de las fortalezas más antiguas situadas en la orilla izquierda del río Tajo, erigido durante la Reconquista como punto de defensa de dicho margen del río, reformando y ampliando en gran medida el castillo árabe que allí existía, y que tal vez fuera abandonado tras la reconquista de Toledo.
En el año 1209 se cita la villa de Montalbán como cedida al caballero Alfonso Téllez, pero el edificio debió ser construido por los Templarios, cedido por Alfonso VII pocos años después, haciendo de él y de sus dehesas circundantes la más importante encomienda de su Orden en Castilla.
En 1308 volvió a manos de la Corona, siendo donado por Alfonso XI al caballero Alfonso Fernández Coronel. Tras una disputa con Pedro I el Cruel, el edificio fue reformado y se le añadieron nuevas defensas. Tras la ejecución de Fernández Coronel, el castillo fue cedido a doña Beatriz, hija ilegítima de Pedro I.
Juan II quedó sitiado en el castillo por las tropas del infante don Enrique, que más tarde sería rey, en diciembre del año 1420. Tras un sitio de dos meses, las tropas del infante don Enrique levantaron el sitio y se marcharon; esto fue en parte gracias al apoyo prestado por la comunidad de Villa Real, que mandó al castillo unos mil quinientos hombres armados de su milicia en ayuda del rey. Como premio por el valioso servicio, el rey Juan II concedió a Villa Real el título de Ciudad Muy Noble y Muy Leal; desde entonces, Villa Real cambió su nombre a Ciudad Real.
Tiempo después, el Estado de Montalbán pasó a don Álvaro de Luna y, cuando éste murió, a su viuda, que lo habitó en algunas ocasiones.
Bajo el reinado de Enrique IV el castillo fue adquirido por su valido, Juan Pacheco, y desde él viene transmitiéndose a sus sucesores (hoy los duques de Osuna).

Descripción y características
El castillo de Montalbán es el más robusto, extenso y fuerte de todos los castillos de la provincia de Toledo, quizá más que el castillo de Escalona, motivo por el cual es probable que no existan noticias de que fuera atacado en ninguna batalla.
En su interior se conservan restos de la fortaleza musulmana anterior, que era de planta cuadrangular y mucho más pequeña, y que fue abandonada con la caída de Toledo.
El castillo ocupa un lugar sumamente fuerte, cortado al norte y noroeste por el profundo tajo del río Torcón, de cien metros de profundidad, y con dos torrenteras al este y al oeste que lo defienden por los otros dos lados, quedando un espacio de más de 15 000 m2 bordeado por murallas almenadas, con torres cuadrangulares provistas de garitas en alguno de sus ángulos.
La fachada sur da a un terreno llano, lugar donde debían concentrarse todas las defensas posibles. En primer lugar había un ancho foso que unía las torrenteras y a continuación un torreón semicircular bajo, almenado y con saeteras, que hacía las veces de coracha. Éste prolonga la barbacana exterior, que también tiene almenas y aspilleras en piedra caliza. A través de ella y por tres puertas y una poterna, se llega al espacioso camino de ronda que rodea casi la mitad del edificio principal.
El acceso al interior del castillo se realiza por dos puertas protegidas por enormes torres albarranas de planta pentagonal, con esbeltos arcos apuntados de más de diez metros de altura en la clave, y tres postigos muy disimulados, construidas con mampostería y ángulos de sillares que conservan numerosas inscripciones lapidarias, entre ellas una estrella de cinco puntas. Ambas torres albarranas están suspendidas sobre el camino de ronda, y aunque son similares, la de la izquierda es maciza, mientras que la de la derecha, en mejor estado de conservación, alberga salas con habitaciones. Esta última posee saeteras y cuatro matacanes de ladrillo, y se halla unida a la torre mayor, en el interior del recinto, que también poseyó matacanes. A ambas torres se sube por una escalera detrás de la muralla, de la que se han restaurado sus tramos iniciales.
El interior se conserva completo, hay dos silos o cisternas subterráneos de gran capacidad. La parte que da al precipicio es más débil, ya que está protegida por éste, y fue construida en algunos de sus tramos con tapial, por lo que se ha perdido el coronamiento.

Estado de conservación
El castillo de Montalbán se encuentra en estado de ruina progresiva, pertenece al Ducado de Osuna y dispone de la posibilidad de realizar visitas guiadas.

(Wikipedia)

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Castillo de Esparraguera

El Castillo de Esparraguera (en catalán: Castell d'Esparreguera) es una construcción, del municipio español de Esparraguera, en la comarca del Bajo Llobregat de la provincia de Barcelona. Es del siglo X y está situado por encima del camino de acceso al monasterio de Santa María del Puig. Actualmente está en gran parte en ruinas y cubierto de vegetación. Está catalogado como Monumento y Yacimiento arqueológico. Y es un Bien Cultural de Interés Nacional en Cataluña y, por tanto, Bien de Interés Cultural en España.

Descripción
Los restos están situados a la derecha del río Llobregat, a la salida del desfiladero del Cairat, en el lugar de la colonia Sedó, al sur de Santa María del Puig, separados de esta por el torrente del Puig, un declive de terreno que se salva sin demasiadas dificultades, cerca de la desembocadura del Llobregat.
El Castillo de Esparraguera dominaba por un lado el río Llobregat, y por el otro el camino que iba a Monistrol de Montserrat. Los únicos restos visibles del castillo son un muro y una bóveda. Respecto al muro es posible que se trate de la antigua muralla del castillo, pero sus restos fueron destruidos cuando se construyó en el siglo XX el depósito de agua de la fábrica Sedó, situado debajo del mismo. El muro está construido con una bella sillería románica, con sillares de tamaño pequeño y mediano y de forma rectangular en su cara exterior, en una modalidad muy característica del primer románico. Se conservan unos 4 metros de largo de 0,9 metros de espesor. Destaca su similitud con la muralla del castillo de Eramprunyá. El muro evidencia una reforma sustancial del castillo que parece que se podría datar hacia mediados siglo XI; siendo así, se podría atribuir a Bernart de Gurb o alguno de sus sucesores inmediatos.

Historia
La primera mención de Esparraguera es del 899. Dan noticia el padre Ribas y el padre Pascual, en una escritura de donación de unas viñas en el monasterio de Santa Cecilia de Montserrat, situadas "als confins del castell de Guàrdia, prop d'Esparreguera" ("en los confines del castillo de Guardia, cerca de Esparraguera"). Evidentemente, este castillo debía ser el actual castillo de Esparreguera.
Después es mencionado en el 963, cuando la hija de Ramón Berenguer I, Sancha, hizo donación al monasterio de Santa Cecilia de la iglesia de Santa Coloma, en el término de Esparraguera. Cuando se reconquistó el sector después de la expedición de Almanzor, el conde de Barcelona, Borrell II, asignó el lugar a Berenguer de Esparraguera, para que construyese un castillo (año 985 o poco después). Berenguer debía construir el castillo junto al margen derecho del Llobregat, sobre el Puig, lugar idóneo para vigilar las incursiones de los sarracenos por el extremo del Penedés. Entonces había población en el lugar conocido como la Gorgonçana; y en el extremo noreste del término ya se encontraría el castillo más tarde llamado "de las Espadas", también incluido en la señoría del mismo Berenguer a partir del fin del siglo XII.
En 1188 era señor de Esparraguera Ramon de Guàrdia, que dejó el castillo en testamento a Guillem de Claramunt. En 1229 el castillo pasó a manos de los vizcondes de Cardona, a través de Guillem de Cardona, nuevo señor. Desde Pere de Sitjar que lo adquiere en 1304, hasta 1351 que lo adquiere el prior del monasterio, Jaume de Vivers, pasa por distintos propietarios. La baronía de Esparraguera se extingió definitivamente durante el gobierno del abad Domènec Filgueira. Con la abolición de los derechos señoriales en la Constitución liberal de Cádiz, el monasterio se despreocupa del castillo hasta la desamortización de Mendizabal de 1836.

(Wikipedia)

martes, 13 de septiembre de 2016

Torre de Sabiñan - Torremocha del Campo

La torre de Sabiñán, atalaya de los siglos XI y XII sin remodelar y parcialmente destruida en la Guerra de Sucesión española. Se construyó como torre fuerte aislada para la defensa y control de todo un área y de los pueblos o aldeas cercanos, sobre un cerro visualmente privilegiado.
La medición por escala de la torre ha permitido establecer su altura en 16 metros, lo que supone un área de visión desde lo alto que abarca al sur las estribaciones de la Sierra de Megorrón en el límite con Cifuentes; al oeste los territorios de Sigüenza: al norte Alcolea del Pinar; y al este el Otero de Sacecorbo.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Muralla abaluartada - Olivenza

La muralla abaluartada es el cuarto cinturón de Olivenza; del segundo y tercero no se conserva casi nada. Construida en el siglo XVII, sufrió tres grandes asedios durante la Guerra de Restauración. Dicho conflicto surgió entre Portugal y España porque el país luso no aceptaba seguir bajo el dominio de los reyes de España, lo que ocurría desde 1580. El levantamiento contra el rey Felipe IV y el posterior nombramiento de rey propio desencadenó un conflicto que se prolongó desde 1640 hasta 1668.
Fue diseñada por el ingeniero jesuita holandés Cosmander, que trabajaba para la corona portuguesa. Gilot, ingeniero francés alumno de Descartes y con la recomendación de éste, trabajó también en la fortificación de Olivenza. Ambos ingenieros murieron en esta plaza por causas diferentes, pero relacionadas con los asedios.
Aún se conservan la mayor parte de sus nueve baluartes originales. Alguno de ellos ha sido reformado para darle otros usos como: una plaza de toros, en el siglo XIX, y un auditorio actualmente. Poseía tres puertas, de la que sólo se conserva la monumental, llamada del Calvario.
Su defensa fue siempre muy comprometida ya que, para no sacrificar algunos barrios, su trazado era irregular y sus nueve baluartes eran excesivos en número, lo que suponía el empeño de “tiempo, gasto y mucha gente para guarnición” (Marinho de Azevedo, 1644).

(Ayuntamiento de Olivenza)

sábado, 10 de septiembre de 2016

Castillo de Arbeteta

PRINCIPALES ATRACTIVOS
Magnífico ejemplo de castillo roquero, sus muros se alzan siguiendo el contorno de la roca, rodeado de un profundo foso. Desde la distancia, la roca parece formar parte, en una imponente vista, de la propia pared de la muralla.

HISTORIA Y DESCRIPCIÓN
Su capacidad defensiva, y su ubicación elevada, hizo innecesaria la existencia de torres. Tan sólo encontramos refuerzos semicirculares en dos de las esquinas de la muralla. Su gran patio central conserva un aljibe, destinado a depósito de aguas, y resto de la torre del homenaje. Interesante es considerar que el paso actual de acceso es fruto de una restauración, pero originalmente hubo de ser mediante puente levadizo. En el muro norte pueden verse grandes ventanales, con poyos laterales, y aberturas para el uso de las armas de fuego, aptas para la artillería del siglo XV.
Este castillo perteneció a Luis de la Cerda, primer duque de Medinaceli, y estuvo ubicado en uno de los extremos de su ducado, posiblemente con la finalidad de defender su extremo.

ACCESO
Acceso libre.

CURIOSIDADES
En el vecino pueblo de Arbeteta, y sobre la torre de su iglesia, observaremos una enorme veleta llamada “El Mambrú”. La leyenda cuenta que fue erigida para conmemorar la historia de amor imposible entre un soldado del lugar y la joven Giraldina, cuya figura, también en forma de veleta, gira sobre la torre del campanario del pueblo de Escamilla.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Castillo de Caldaloba - Cospeito


El Castillo de Caldaloba, también conocido como Torre de Caldaloba, son los restos de una antigua fortaleza de origen medieval, situado en la localidad de Cospeito (provincia de Lugo, España). 
Esta edificación está considerada desde el año 1994 como un Bien de Interés Cultural dentro del catálogo de monumentos del patrimonio histórico de España.

(Wikipedia)

domingo, 4 de septiembre de 2016

Castillo de Segura de León

De planta irregular, el pacense castillo de Segura de León fue construido por la Orden de Santiago entre los siglos XIII y XVI y se convirtió en la morada de los comendadores de la Encomienda Mayor de León. Pese a su deterioro, aún puedes contemplar algunos tramos de su muralla, así como vestigios de un foso ante la puerta principal y las torres de la fachada principal: los alcaldes y de Miramontes.
En su interior podrás encontrar una capilla con bóveda de crucería, una mazmorra y varias habitaciones, como el llamado cuarto de Garcilaso. Pero, sin duda, el elemento que más destaca es la torre del homenaje, que fue construida al tiempo que la arquería, y que guarda una leyenda sobre una bella doncella que fue dueña y señora de este histórico castillo.

(Extremadura Turismo)

Casa Fuerte de San Gregorio - Almarza

La Casa Fuerte de San Gregorio es un conjunto arquitectónico medieval situado en el término de Almarza. Fue otorgada su construcción –expedida en Medina del Campo con fecha 29 de julio de 1461– por Juan de Oviedo, secretario del rey Enrique IV a favor de Diego López de Medrano, dueño del mayorazgo fundado en 1394 por Catalina Rodríguez de Medrano. Tal licencia le permitía "facer e labrar e edificar la dicha casa e torre con su barrera en el lugar de San Gregorio…". 
Se trata de una casa-fuerte de estilo gótico adosada a una iglesia y un claustro renacentistas. Durante el siglo XVI se añadió a la casa una iglesia y un convento, construidos por Francisco de la Piedra, maestro de cantería. El conjunto arquitectónico se conserva en buenas condiciones, gracias a una restauración reciente.
De sólida construcción cuadrada con patio central, estaba defendida con una barrera, parte de la cual aún subsiste, almenas en sus muros y torres redondas en tres de sus ángulos, que aún conservan las gárgolas esculpidas en piedra y los tubos de piezas artilleras del siglo XV. Sobre la puerta se encuentra el escudo de armas de Los Medrano.

Iglesia y claustro
La Iglesia es de planta de cruz latina y dispone de una nave central con nervaduras, una amplia cúpula y una bella portada. Se conserva un clásico coro policromado bajo el cual hay una pila bautismal de época medieval. El templo fue parroquia durante muchos años bajo la advocación de San Gregorio. Actualmente la Iglesia está desacralizada. El claustro consta de dos edificios porticados en ángulo y está pavimentado con piedras de canto rodado al estilo tradicional de las grades casas sorianas. Actualmente la Casa Fuerte San Gregorio ha sido restaurada y habilitada para la celebración de eventos.

Actualmente la Casa Fuerte San Gregorio ha sido restaurada y habilitada para la celebración de eventos.

(Guía de Soria)