Selección por provincias

viernes, 29 de enero de 2016

Castillo del Campo de la Bota - Barcelona

El castillo del Campo de la Bota (en catalán, Castell del Camp de la Bota), también llamado castillo de las Cuatro Torres, fue un edificio militar construido en el año 1858 en el barrio del Campo de la Bota, en el límite del municipio de Barcelona con San Adrián de Besós (Barcelona)
 Realizado por Juan Zapatero, capitán general de Cataluña. Se convirtió en la sede de la Escuela Práctica de Artillería hasta el inicio de la Segunda República Española. El terreno antes ya había sido utilizado por tropas napoleónicas a principios del siglo XIX como campo de prácticas de tiro, su nombre por lo tanto parece provenir del francés butte (en castellano: campo de tiro).

En la década de 1950 el ejército abandonó el castillo, que a continuación fue ocupado por vecinos de los barrios de Pequín y Parapeto e inmigrantes recién llegados a Barcelona. Hoy en día en el terreno donde estaba el castillo hay un monolito en recuerdo de los fusilados justo al lado del Edificio Fórum, al final de la avenida Diagonal.

Castillo de Salor

El castillo de Salor, también conocido como castillo de Zamarrillas es una fortificación situada al sudeste del término municipal de la ciudad de Cáceres, muy próxima a la pedanía de Valdesalor, en el despoblado de lo que en su momento fue el asentamiento de Zamarrillas.

Historia
El castillo en sus orígenes tuvo un carácter defensivo que poco a poco fue derivando hacia funciones recreativas y palaciegas. Junto al asentamiento de Zamarrillas en el cual está enclavado resultó prácticamente destruido durante la Guerra de la Independencia.

Conservación
La propiedad del castillo recae en manos privadas y en la actualidad no está dedicado a uso alguno. Se encuentra protegido bajo la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(Wikipedia)

jueves, 28 de enero de 2016

Castillo de Chipiona

El Castillo de Chipiona es el resultado de diferentes intervenciones que se han realizado en el edificio a lo largo de la historia como podemos contemplar actualmente.
Su origen es incierto, ya que aunque tradicionalmente se ha atribuido su construcción a Alonso Pérez de Guzmán "el Bueno", estudios recientes lo sitúan en una época posterior, posiblemente el siglo XV. El castillo original tendría reducidas dimensiones, escasos vanos y una única planta.
Entre los siglos XVI y XVIII se ejecutaron obras importantes en el Castillo que modificaron su distribución (interna y externa), y que dieron lugar a una nueva división de los espacios, nuevos vanos y una segunda planta.
Según los registros públicos, se demuestra que el Castillo ha tenido diferentes usos a lo largo de la historia. Así por ejemplo, sirvió de sala capitular del consistorio chipionero, residencia del párroco de la villa (según actas capitulares del siglo XVII), cárcel local durante los primeros años del siglo XVIII, cuartel de la Guardia Civil a finales del siglo XIX y hotel durante los siglos XIX y XX.
Durante el siglo XIX Chipiona se convirtió en un importante enclave turístico para las clases adineradas, teniendo su antecedente más notable en los duques de Montpensier, que hicieron de Chipiona una localidad de veraneo y balneario para la aristocracia. Fue en estos momentos cuando el Castillo toma su fisonomía actual, adaptándose al uso hotelero. A esta fase corresponden las transformaciones más drásticas realizadas al edificio, ampliando su planta, fraccionando su interior e incorporando la torre.
Una de las intervenciones que conocemos tuvo lugar en 1922, con motivo de la estancia en el Castillo, durante más de cinco años, de SS. AA. D. Carlos de Borbón y Dña. Luisa de Orleáns. La principal obra fue la subida de cubiertas. Dña. María de las Mercedes de Borbón, madre del actual rey, también residió en el Castillo, según relata en sus memorias "Yo, María de Borbón". A partir de la estancia de la familia real, volvería a utilizarse como hotel hasta el año 1989.
El Castillo fue declarado como Bien de Interés Cultural en el año 1985, y en el año 2000 el Ayuntamiento lo incorpora al patrimonio municipal, inaugurándose el 30 de abril de 2009.

(Turismo de Chipiona)

martes, 26 de enero de 2016

Castillo de Los Zúñiga - Cartaya

El Castillo fortaleza de Los Zúñiga es una construcción defensiva de la localidad de Cartaya, provincia de Huelva, España.
En el siglo XV los terrenos de la villa empezaron a formar parte de los señoríos de la Casa de Zúñiga y los señores se encontraron con una zona insegura y frecuentemente atacada por piratas berberiscos y normandos. Entre 1417 y 1420 se inició la construcción de la fortaleza, refugio ideal para la población y que terminó por consolidar el actual poblamiento. Hasta que el marqués de Gibraleón Pedro de Zúñiga y Manrique de Lara, no ganó un pleito a Alfonso de Guzmán, señor de Ayamonte y Lepe, por el cual pudo establecer un paso en barca a través del río Piedras y fundar junto a él la población para poder defender dicho paso, no hubo en la zona cierta normalidad.
En él destacan su patio de armas y las murallas de más de ocho metros de altura que fueron restauradas a finales de los años 1990. Se complementa con la puerta mudéjar de acceso al recinto. Disponía además de siete torres almenadas y una segunda muralla baja exterior, ambas ya desaparecidas. Su misión era la de vigilancia de los terrenos que limitaban los señoríos de Lepe y Gibraleón, sobre todo del Piedras. En el siglo XVIII se proyectó reconvertirlo en cuartel para cuerpo de guardia pero descartado el proyecto terminó abandonado en 1812.

jueves, 14 de enero de 2016

Castillo de Artana

El castillo de Artana, situado en la cima de una elevación bajo la que se asienta la población de Artana, en la provincia de Castellón, es una fortaleza islámica construida sobre restos romanos, que sufrió transformaciones en época medieval.
Las reformas árabes y posteriormente cristianas transformaron el recinto en un castillo señorial, del que se conservan lienzos de muralla, la torre del Homenaje, del Principal, basamentos de otras torres, el aljibe y construcciones auxiliares, que contaba al exterior con torres auxiliares hoy desaparecidas.
Cabe destacar la torre Mayor llamada también de los Escipiones, de origen romano, con planta octogonal, de la que solo queda en pie la mitad inferior.

(Wikipedia)

miércoles, 13 de enero de 2016

Castillo de Argensola - Anoia

El castillo de Argensola es una fortaleza medieval situada en el municipio de Argensola (Anoia), en la cima de una colina del lado de la iglesia de San Lorenzo. Está catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional por la Generalidad de Cataluña.
Historia
El castillo está documentado desde el 1031, año de la muerte de Màger, señor del castillo que ayudó en la repoblación de la comarca del Anoia durante la Reconquista.
En 1032 fue devastado por una acometida sarracena y no se le vuelve a referenciar hasta el siglo XII, entonces vinculado al linaje de los Clariana. Más tarde, durante los siglos XIII y XIV, fueron señores la familia Balsareny, Aguiló y Talarn, y luego pasó a manos de los Argensola, los cuales dieron nombre al municipio, y que en el siglo XVIII fueron nombrados marqueses. Parte de las piedras de este castillo fueron utilizadas en la reconstrucción de la iglesia parroquial de San Lorenzo de Argensola.
Actualmente se encuentra en ruinas y en mal estado de conservación. Queda un lienzo de muro, el basamento de una torre redonda y una estancia cubierta con bóveda de piedra, tal vez una cisterna
.

domingo, 10 de enero de 2016

Torre del Clavero - Salamanca

La Torre del Clavero constituye uno de los más típicos y conocidos monumentos de la ciudad de Salamanca, en España.
Reúne el interés de la fortaleza militar y la belleza constructiva del siglo XV. La torre es de planta
cuadrada con unos 28 metros de altura. A unos 20 metros la torre adquiere forma octogonal, adornado en cada lado con un tambor semicilíndrico coronado por un escudo de armas.
La torre del Clavero es bella y airosa de líneas, con sus ochavas cargadas de garitas, sus irregulares
huecos, su cornisa de arquillos y modillones y sus escudos de los Sotomayor y Anaya, plantean la duda de si se construyó por orden de don Francisco de Sotomayor, clavero de la Orden de Alcántara, en 1470, o de don Fray Diego de Anaya.
Fue declarada monumento nacional el 3 de junio de 1931.


(Wikipedia)

Muralla de Fuentelencina

La muralla urbana de Fuentelencina se encuentra en la localidad del mismo nombre, provincia de Guadalajara.
Fuentelencina estaba rodeada por una muralla de la que actualmente sólo quedan los restos de una de sus torres.

Sus restos principales son un lienzo de muralla y una torre muy deteriorada, la torre de la Mora Cantana.

Estado de conservación -
Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Protección -
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Visitas -
El acceso al exterior es libre.

(CastillosNet)

jueves, 7 de enero de 2016

Castillo o Pazo de Vilamarín

Sus orígenes son oscuros. Toda jurisdicción reclama para su gobierno y defensa una torre o fortaleza. La jurisdicción de Vilamarín, hasta finales del siglo XIV, fue señorío real, pertenecía al Rey, aunque, como acontecía siempre, la gobernase en su nombre un caballero. Por otra parte, era reducido el espacio geográfico que comprendía,- aún en el siglo XVIII, las parroquias de Vilamarín, Boimorto, Río y Tamallancos-, que no respondían militarmente a ningún punto estratégico.
Estas circunstancias determinaron posiblemente que la jurisdicción de Vilamarín pudiese ser administrada con relativa facilidad desde otro castillo real de cierta entidad territorial, y no contase con torre propia. Por ejemplo, desde el castillo de Alva de Búbal; desde él, en efecto, hemos visto en el siglo XIII a Fernán Peláez de Tamallancos gobernar toda la amplia tierra de Búbal, en la que radicaba Vilamarín.
Hasta 1372 en que Enrique II dona el coto y jurisdicción de Vilamarín a Alfonso Ougea de Vilamarín y sus descendientes no era menester una casa-fuerte privativa en el territorio y sólo a partir de entonces se habrá pensado en construirla.
El solar fue el llamado “Casal de Bouzoaa”, de dominio de Oseira. En 1321 el foratario lo arrienda por ocho años a Gil Fernández de Vilamarín. Ya tenemos la base. Una anotación de Oseira nos dice que este “Casal de Bouzoaa” fue después el “sitio de la casa de Vilamarín”. Se habrá renovado el foro a favor de los señores de la casa; estos habrán levantado allí la fortaleza pagando el tributo, pero poco a poco fueron haciéndose remolones al pago y acabaron alegando dominio y posesión. Sabemos que hubo litigio con el Monasterio a principios del siglo XVI y presumimos que terminaría amistosamente. Por todo ello, cabe suponer que no se levantó la casa-fortaleza hasta la primera mitad del siglo XV.
 No se pueden detallar las modificaciones que habría sufrido la casa desde entonces. Pero queremos deshacer dos tópicos equivocados.
Se viene diciendo que la fortaleza “fue derribada por los Irmandiños” en 1467. Tal afirmación es gratuita, no se conoce documento que la fundamente. Otra afirmación más grave que se viene haciendo es que la fortaleza de Vilamarín “perteneció al Conde de Ribadavia”. Es totalmente falsa.
Su fisonomía es más bien de un castillo-fortaleza de corto alzado que se responde a los gustos y necesidades de la baja Edad Media. La planta del edificio se aproxima en su formulación geométrica a un hexágono. De él sobresalen, en cinco de sus ángulos, torres de defensa con matacanes en voladizo, apoyados sobre grandes canzorros. Tres de estas torres son de sección circular, aún cuando el círculo queda abierto por el lado en que se unen al cuerpo del edificio.
Otra torre semicircular adosada a un lienzo de pared se encuentra en la fachada principal con orientación N.O. y hace pandán con la torre situada en el ángulo norte, dejando entre ambas el hueco del portalón de entrada.
La casa-fortaleza es accesible por el lado N.O., donde está el portalón y el S.O. Esos lados están protegidos por una barbacana de unos seis metros de altura, con camino de ronda y saeteras que enlazan entre sí los torreones de defensa. Las alas del edificio orientadas al N.E. y S.E. no tienen barbacana, pues el terreno desciende con gran desnivel. El edificio tiene ventanas rectangulares en el piso alto. A nivel más bajo hay dos ventanas que responden a un salón situado a nivel intermedio. El portalón de entrada, de arco de medio punto, presenta enmarcada la puerta en su exterior con dovelas y jambas de cuidada sillería.
La cubierta del edificio se une a los muros mediante una cornisa moldurada, interrumpida por caños-gárgolas. Se completa la cubierta con dos chimeneas, correspondientes a la cocina y al salón. Sobre la balaustrada del matacán de la torre del oeste hay un artístico reloj de sol.
El interior del edificio presenta las dependencias alrededor de un patio con galería abierta en torno a la altura del piso alto. Una escalera de piedra arranca del patio y sigue hasta el piso superior. Este piso presenta una serie de hermosos salones comunicados entre sí y con acceso directo a través de la galería que recorre el patio en sus cuatro lados. La pieza más interesante es la que correspondía a la cocina, que presenta lareira con campana, apoyada sobre dos pilares con capiteles moldurados.
En las inmediaciones del castillo está la capilla dedicada a San Gregorio Magno. Sencilla, de planta rectangular, puerta principal con rosetón encima y espadaña de dos cuerpos, así como otra puerta lateral que mira al castillo. Estuvo primitivamente más alejada, aunque en tierras de la casa.
Podría establecerse la siguiente cronología para este conjunto: cimientos y calabozos, siglo XIV. Fortaleza: cubos, portalón de entrada, camino de ronda y torreones, escudos heráldicos y patio, siglo XVI, segundo tercio. Antigua capilla, después edificio del mayordomo y en la actualidad casa sin uso definido, reestructuración del ala oeste del edificio, sobre todo los cubos de la muralla de esta zona: 1661, maestros de cantería Domingo de Rivas, Pedro García y Antonio Rodríguez. Salones y cocina, siglo XVIII, además de la actual ermita y posiblemente el edificio de las antiguas caballerizas. Hórreo desaparecido, conservándose únicamente los pilares: siglo XX, primera mitad.

miércoles, 6 de enero de 2016

Castillo de Arjona

Arjona fue cuna de Alhamar, rey de Granada, fundador de la dinastía nazarí e impulsor de la construcción de la Alhambra. Gracias a él, el municipio adquirió un especial protagonismo dentro de Al-Andalus. De esa esplendorosa etapa se conservan aún algunos vestigios, entre los que destaca un aljibe del que fuera el castillo de Arjona que, recientemente, ha sido restaurado y convertido en museo para su aprovechamiento turístico.

lunes, 4 de enero de 2016

Castillo de Tauste

Descripción
Tauste es una población de origen musulmán conquistada en torno al año 1091 por Sancho Ramírez aunque poco después volvió a manos musulmanas, siendo reconquistada definitivamente por Alfonso I en 1105. Tras un periodo en manos navarras pasó a Aragón en 1148 por el pacto de Gallur. En un principio tanto el castillo como la población fueron de propiedad real pero en 1381 Pedro IV lPedroos cedió a manos particulares.

Los restos de este castillo se sitúan en el extremo norte de la población, sobre un pequeño altozano. Se componen de algunos paredones con fábrica de tapial y ladrillo con arranques de arcos y vestigios de murallas.


Declaración, Siglo XXI (2006)
El Castillo de Tauste está incluido dentro de la relación de castillos considerados Bienes de Interés Cultural en virtud de lo dispuesto en la disposición adicional segunda de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés. Este listado fue publicado en el Boletín Oficial de Aragón del día 22 de mayo de 2006.


(Gobierno de Aragón)

domingo, 3 de enero de 2016

Castillo de Puñoenrrostro - Seseña

El castillo de Puñoenrostro se encuentra en Seseña, al noreste de la provincia de Toledo, muy cerca del núcleo urbano, en el margen derecha de la carretera que lleva de Seseña a la localidad de Esquivias.
Castillo del siglo XIV defensor del caserío de Puñoenrostro, despoblado desde fecha remota. Actualmente restaurado, La mayor parte de la construcción la constituye la torre del Homenaje, cuadrada y de unos 40 metros de lado. 
Cuenta además con un recinto exterior de casi 7 metros de anchura y muros de 12 metros de alto, con cuatro torres circulares en las esquinas, un foso escavado en el cerro, un antemuro muy derruido, y una puerta (que tuvo puente levadizo), entre dos cubillos.

sábado, 2 de enero de 2016

Castillo de Escariantes - Ugíjar

Se localiza dentro del municipio de Ugíjar a unos 4 km. al sureste de dicha población y a unos 1’7 km. al suroeste de Lucainena, sobre el molino Cariano, en un peñón amesetado cuya parte más alta llega a 569 m.s.n.m. desde la que se domina la confluencia de los ríos Lucainena y Ugíjar.
Es citado en las crónicas árabes junto a la fortaleza de Juliana como castillos rebeldes cuando se suceden insurrecciones rurales contra el estado omeya en los primeros momentos del emirato.
Durante la fitna hafsuní, Escariantes estaría bajo la influencia de Ibn Hafsun, como casi todos los castillos que existían en la Alpujarra.
Los restos cerámicos que se encuentran abarcan todo el periodo islámico hasta la etapa morisca.
Ascendiendo por el carril que viene desde Las Canteras, se llega a una meseta donde se aprecian restos del poblado que hubo junto al peñón donde se asienta el castillo.

viernes, 1 de enero de 2016

Castillo de Artés

Situación
El castillo de Artés se encuentra en la plaza Mayor de la localidad del mismo nombre, junto a la iglesia de Santa María de Artés, comarca de Bages, provincia de Barcelona.


Historia
Documentado desde el año 1078, fue residencia de varios obispos en su desplazamiento al Bages formando parte del recinto amurallado que protegía la población.


Descripción
Se conserva bastante obra románica, destacando dos torres levantadas por orden del obispo de Vic, Guillem de Tavertet en 1195. Actualmente es una masía.


Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina.


Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.