Selección por provincias

sábado, 30 de julio de 2016

Castillo de Torreparda - Azuel

Situación
El castillo de Torreparda se encuentra situado en un acantilado sobre el río Yeguas, cerca de la aldea de Azuel, en el término municipal de Cardeña, provincia de Córdoba.

Historia
Antiguo castillo de origen árabe cuya ubicación respondía al propósito de controlar el río. En 1575 se dice en las Relaciones Topográficas que en el término parece haber habido muchos castillejos antiguos y restos de edificios de moros.

Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina.

Propiedad y uso
Se encuentra en una finca privada.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(CastillosNet)

viernes, 29 de julio de 2016

Castillo de Castro de Filabres

Castro de Filabres tiene su origen en un campamento, con toda probabilidad el de la reina bereber Al Kahima, a finales del siglo VI o principios del VII, la mítica reina de un pueblo romanizado (de ahí el término Castro) venido del norte de Africa huyendo de las tropas del Islam que se extendían por las tierras del Mediterráneo sur.
Castro de Filabres es una cuidada población de origen medieval, que perteneció durante la edad moderna al Duque del Infantado. Entre su caserío destaca el templo parroquial de La virgen del Rosário, de traza mudéjar, aunque restaurado varias veces por el paso del tiempo. En su interior podremos encontrar una interesante colección de imaginería.
En los aledaños de Castro de Filabres se encuentran los restos de un castillo medieval, que actualmente se encuentra pendiente de un acondicionamiento para su visita completa. Este castillo se encuentra junto a varios molinos harineros, que recuerdan a los campos de Castilla

domingo, 24 de julio de 2016

Castillo de Aznaharon - Guadalmez

Fortaleza musulmana construida en el siglo XII por los almorávides para defender y controlar el camino que unía Toledo con Córdoba. Realizado en mampostería de piedra y ladrillo, tiene planta rectangular y los lienzos de la muralla se asientan directamente sobre las rocas. Los lugares más accesibles son los lados este y oeste y es ahí donde el castillo cuenta con una doble recinto amurallado. 
Actualmente únicamente quedan los cimientos, se encuentra en estado de ruina progresiva y sus restos se encuentran sobre el cerro Naron, a orillas del río Valdeazogues.

(Guía Repsol)

sábado, 23 de julio de 2016

Alcazaba de Villavieja - Berja

Información
Se encuentra situada próxima a la población. Fue construida por los musulmanes sobre un asentamiento que lo fue de la Edad del Cobre y posteriormente romano. Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Situación
La Alcazaba de Berja se encuentra próxima a la localidad del mismo nombre, en la provincia de Almería.

Historia
Fue construida por los musulmanes sobre un asentamiento que lo fue de la Edad del Cobre y posteriormente romano.

Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Visitas
Es de acceso libre.

viernes, 22 de julio de 2016

Torre de Garci-Méndez - El Carpio

El fundador de El Carpio, Garci Méndez de Sotomayor, perteneciente al linaje de los Méndez de Sotomayor, con anterioridad a su participación en una serie de hechos de armas en la frontera granadina durante el reinado de Alfonso XI, mandó construir en sus tierras próximas a Alcocer (la antigua Al-Qusayr musulmana), una torre fortaleza, que fue realizada por el maestro Mahomad, alarife, y por el obrero Ruy Gil. Dicha edificación, que se levantó en un cerro -significado del topónimo El Carpio - para un mejor dominio de las tierras, se terminó en el año 1.325.
Los primeros habitantes de este nuevo poblado serían, sin duda, los de la cercana Alcocer, que se trasladarían a ella en busca probablemente de una mayor seguridad frente a las incursiones musulmanas; algunos de ellos, propietarios también de tierras en su término, aparecen documentados en los primeros años del nacimiento de esta villa.

jueves, 21 de julio de 2016

Alcazaba de Chercos

Situación
La alcazaba de Chercos se encuentra en la barriada de Chercos Viejo, en el término municipal de Chercos, provincia de Almería.

Historia
En el Alto Valle del Almanzora (Almería) había importantes castillos o hussün en Tíjola (siglos IX-X) y un poco más tarde en Purchena. En los valles de montaña los asentamientos fortificados son más pequeños pero según el mismo esquema (Bacares, Chercos Viejo, Sierro, Velefique,). El castillo con su alquería se encuentra en la cabecera del estrecho valle que baja al río para protegerse de las incursiones de árabes o cristianos, especialmente en épocas de cosecha.
La alquería medieval de Chercos Viejo esta agrupada alrededor de su hisn, fortaleza que aún domina todo el valle. La fortaleza hisn, borg o qasaba está situada en la cima del cerro. El lugar de la fortaleza andalusí es totalmente estratégico para controlar el amplio valle de cultivo, en este caso regado por el río. En la estrategia de defensa destaca su prominente altura y su amplia visibilidad sobre el territorio, que podía dar aviso a toda la población en caso de ataque o amenaza.
El término hisn (castillo o ciudadela fortificada) designa un conjunto complejo, territorial y social definido por la jurisdicción que ejerce el hisn sobre los habitantes de la zona. Está emplazado en un lugar elevado, en la cima de un cerro poco accesible, constituido por un sólido recinto que lo circuía. El recinto de la fortaleza encierra un espacio restringido sin más ingreso que una puerta en recodo, semioculta, de sólidas hojas forradas de placas de hierro. Este recinto solo contiene unas pocas instalaciones permanentes: aljibe o cisterna para agua de lluvia, almacén de armas o de reserva de víveres y un alojamiento elemental en el torreón. Por debajo y fuera del edificio empieza el arrabal con los artesanos y comerciantes y la mezquita de modestas dimensiones. En caso de alerta la población de la alquería se encierra en el reducto trasladando sus bienes muebles.

Descripción
La fortaleza de Chercos Viejo (siglos X-XIII) es un castillo-fortaleza andalusí, de estilo islámico bereber. Corresponde a la denominada fortaleza islámica serrana o de alquería, definida por la unión de una muralla perimetral simple de forma oval y varias torres rectangulares que protegen el acceso. La arquitectura militar está representada por los restos de un castillo situado en la parte más alta del núcleo habitado, al sureste del pueblo, elevándose sobre el río en una amplia colina. El Torreón o espolón es cuadrado y macizo, controlando el valle del río y con la torre-alminar de la iglesia-mezquita a pocos metros por debajo del torreón y a su izquierda desde el mismo. Los restos de muros están muy erosionados y los vestigios que subsisten son escasos: elementos discontinuos de la muralla y un torreón con dos perímetros defensivos concéntricos, el inferior oval y el superior rectangular con un aljibe. La forma de construcción de los muros tienen una distribución topográfica, con un paño de muralla en forma aserrada. La alcazaba de Chercos Viejo ocupa gran superficie debido a la amplitud del cerro donde está situada.
Posee dos círculos perimetrales defensivos formados por los restos de dos murallas de piedra, separados por un pasillo. Los muros están realizados con losas calcáreas sin argamasa que apoyan sobre la roca sin cimentación, sin aportación de mortero de cal. Las rocas están dispuestas en soga y son cantos de piedra cortada del río, más o menos regular. En el círculo perimetral interior, existe una torre cuadrada en la zona que domina todo el valle. La torre es de forma cuadrangular, construida con piedra del valle. Es una torre maciza, destaca sobre el resto de la fortaleza y es practicable desde el adarve. La parte de la torre está situada frente a la torre de la Iglesia / mezquita, La torre o Torreón macizo, lleno de piedras y tierra, tiene acceso desde la terraza superior. Desde el se puede ver la entrada al valle y su camino de acceso, la sierra de los Filabres y el alto valle del río Chercos. En el recinto oval tiene varias torres rectangulares de desigual tamaño (siglo XI) y un acceso protegido por puerta saliente y antemuro que obliga a franquear un pasillo previo (siglo XII).
El uso del tapial grueso y el Torreón macizo o espolón nordeste, accesible desde el adarve, nos habla de una construcción bereber (siglos X-XIII), con elementos e influencias almohades y nazaríes. Los orificios triangulares en los muros de 10 cm de lado para salida de agua y humedad forman parte de la sencilla decoración arquitectónica bereber. La fortaleza es de planta topográfica, es decir adaptada al terreno, creando ángulos para mayor defensa de la fortaleza, dividida en dos terrazas inferior y superior que ocupa la explanada del cerro, de forma cuadrangular con el aljibe.
El aljibe situado en el recinto superior, tiene bóveda de medio punto y esta realizado de tapial hormigonado (siglo X).

Autor del texto original: Alberto Castellón Sánchez del Pino.

Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina progresiva. Sólo se conservan restos de murallas y un torreón.

Propiedad y uso
Es de propiedad municipal.

Protección
Fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento (código: 40360001).
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Visitas
Es de acceso libre.

(CastillosNet)

domingo, 17 de julio de 2016

Torre Nueva o de Boabdil - Porcuna

Fue levantada en uno de los lados del castillo árabe, por la Orden de Calatrava, entre 1411 y 1435, fecha que figura en la lápida conmemorativa, en la que está representada la cruz de Calatrava y dos calderones.
Construida con buena sillería, alcanza los 28 metros de altura, sobre base poligonal. Con su parte baja maciza, está cubierta en su interior con bellas bóvedas góticas de ocho nervios reunidos en clave común y apeados sobre capiteles –en realidad, ménsulas–, y exhibe motivos decorativos en zigzag al gusto cisterciense. 
La primera cámara tiene ventanas geminadas con arcos lobulados en dos de sus caras. La puerta presenta arco de medio punto.
Debe su nombre a que en 1483 Boabdil "El Chico" vivió en ella varios meses tras ser hecho prisionero en la batalla de Lucena.
Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1982.

viernes, 15 de julio de 2016

Torre del Aire - Salamanca

El Palacio de los Fermoselle (conocido como Torre del Aire) es un edificio ubicado en el casco histórico de Salamanca (Plaza de Santa Eulalia). El edificio es una construcción que data del 1440. Perteneció a la Familia de los Fermoselle siendo posteriormente propiedad del Barón de las Cuatro Torres. Este segundo dueño hizo que el edificio fuese conocido como Palacio de la Torre del Aire o de las Cuatro Torres. El escritor gallego Gonzalo Torrente Ballester dedica en 1992 una recopilación de artículos que escribía los jueves en el diario madrileño Informaciones, poniéndole el nombre de esta torre. En el lienzo que mira a oriente pueden observarse cuatro ventanas con acabado gótico (Ajimezes).

Historia
Durante las luchas entre nobles que se produjeron en la ciudad durante el siglo XV se elevaron diversos torreones defensivos en los palacios. El torreón del Palacio de los Fermoselle se encontró en el entorno del Bando de Santo Tomé.[El palacio debió tener otros tres torreones que fueron derribados a finales del siglo XVII por amenazar ruina. En el siglo XVIII se aprovechó el espacio para instalar una fábrica de paños. 

jueves, 14 de julio de 2016

Muralla de Montblanch

La muralla de Montblanch está formada por el conjunto de torres, portales y murallas que rodean el casco histórico de la villa de Montblanch, en la comarca catalana de la Cuenca de Barberá. En 1947 fue declarada junto al casco antiguo de la villa Conjunto Monumental y Artístico.

Muralla
El recinto tiene una longitud de unos 1.700 metros con una altura media de 6 metros y un espesor de aproximado de 1,20 metros. Por encima del paso de ronda hasta las almenas, el espesor es de medio metro. Antiguamente todo el recinto estaba rodeado por un foso que daba más altura a las construcciones, en la actualidad ha sido rellenado por tierra.

Torres
La altura media de las torres es de 16 metros sobre el nivel del suelo (sin contar la fosa circundante que había). La distancia entre torres no es igual en los diversos tramos de muralla, seguramente por razones estratégicas.
Actualmente se pueden apreciar un total de veinticinco torres de defensa. El número de torres que inicialmente había es un misterio, tradicionalmente se decía que eran treinta y cuatro. Últimamente sin embargo, diversos estudios habían determinado que no puede haber nueve torres escondidas por edificaciones posteriores o en ruinas, dejando el número total en treinta y una torres. El estudio más reciente, de Josep Maria Jávega, termina el recuento con un total de veintiocho.
Las torres son de base rectangular y sólo tenían tres caras, ya que la parte interior quedaba abierta. Actualmente hay varias que tienen las cuatro caras cerradas para aprovechar el interior como un local cerrado. Interiormente, se accede a los pisos superiores por escaleras de madera o de hierro adosadas a la pared. Se puede destacar dos torres con características propias:
La Torre de las cinco esquinas. Tal y como indica el nombre, es la única torre que tiene base pentagonal y cinco caras, cuatro de ellas de piedra. Está situada en el extremo noreste del recinto y permitía vislumbrar buena parte de la Cuenca de Barberá.
La Torre-Portal de Bové. Única torre que tenía las cuatro caras cerradas con piedra y que, a diferencia de las otras torres, tiene escaleras de piedra para acceder a los pisos superiores. También es la única torre que dispone de matacán de defensa.
Todas las torres están coronadas por almenas y se desconoce si antiguamente disponían de una cobertura superior al estilo de las torres de las murallas centroeuropeas.

Portales
En un primer momento, el recinto amurallado disponía de cuatro portales, dos abiertos al lienzo de muralla (portales de San Francisco y de San Antonio) y dos abiertos a la respectiva torre (portales de Bové y de San Jorge). Posteriormente, fue abierto un quinto portal para uso particular y exclusivo del vasallo encargo de la defensa de la Villa (portal de Barcelona).
Los portales de San Jorge y de Bové se cerraban mediante puertas que se elevaban para permitir el paso, mientras que los portales de San Antonio, del Vasallo y de San Francisco tenían puertas con soportes laterales.
Así pues, los portales del recinto amurallado de Montblanch son:
Portal de San Francisco (derribado). Situado al norte del recinto, junto a la vecina Torre de San Francisco protegía la entrada de la Villa por el Camino Real de Tarragona. El nombre le viene por la iglesia y Convento de San Francisco, situado a escasos metros.
Portal de San Jorge. Abierto en la torre del mismo nombre, era la salida del camino que comunicaba con las Montañas de Prades. Según la tradición, delante del portal, San Jorge mató el dragón -de ahí el nombre-. En el Día de San Jorge se celebran multitud de actos de la Semana Medieval de Montblanch.
Portal de San Antonio. Esta puerta reconstruida a mediados de los años 90, protegía la entrada de la Villa por el Camino Real de Poblet y Lérida.
Portal de Bové. Era la puerta más defendible de todo el recinto amurallado, ya que fue abierta a la torre fortificada homónima. Protegía la entrada desde la llanura que se extiende a los pies del Cerro del Plano de Santa Bárbara -que dio nombre a la Villa-.
Portal de Barcelona, conocido popularmente como Portal del Vasallo. Puerta privada del vasallo, lo recuerda con un gran escudo de Montblanch esculpido en la dovela central. Se llama del Vasallo por el propietario del portal durante muchos siglos y de Barcelona porque era la puerta por donde entraban los conde-reyes de la Corona de Aragón.
Otros accesos al casco antiguo de Montblanch, diferentes de dichos portales tradicionales, son:
Portalet de San Marçal o Portalet de la Sierra. Abierto en la muralla para permitir el paso del río Regina, que transcurre por el centro de Montblanch. Este río, llamado popularmente el «Riuot», es un torrente que sólo lleva agua cuando llueve, por este motivo, el portal de la Sierra es utilizado como zona de paso para peatones y vehículos.
Portalet del «Foradot». Situado en la zona más alta del recinto amurallado, se abrió un portal para permitir el acceso durante la rehabilitación de este tramo de muralla, que se había hundido -de ahí el nombre.

Historia
Poco después de la fundación de Montblanch, en 1163, se inició la construcción de un primer recinto amurallado que protegía un pequeño castillo situado en la Plana de Santa Bárbara. La expansión de la población hizo insuficiente este cercado pero no fue hasta el reinado de Pedro el Ceremonioso (1336-1387) cuando se inició la construcción del actual recinto amurallado.
El rey Pedro dio la orden de fortificar diversas ciudades de Cataluña (Lérida, Tárrega, el Monasterio de Poblet, Cervera, Barcelona, Tosa de Mar, Gerona y Montblanch). La dirección de la obra fue encargada a fray Guillem de Guimerá alrededor de 1366, según Antonio Palau y Dulcet. Un edicto del monarca fechado el 19 de febrero de 1367 obligaba a los vecinos en dicha Vegueria de Montblanc constituidos que haien acostumbrado recogerse con lur bienes dentro de la dicha Villa de Montblanc y quien no haien Castillo su fortaleza en la que puxen defender con lurs bienes a pagar cuatro sueldos cada seis meses.
Durante la construcción, en enero de 1366, acamparon cerca de la Villa las Compañías Blancas francesas de Bertrand du Guesclin que iban a intervenir en la Guerra de los Dos Pedros. Durante su estancia en Montblanch, recibieron la visita del Conde Enrique de Trastámara, futuro Enrique II de Castilla.

Plaza fuerte
Acabadas las obras, se excavó un foso alrededor de la muralla, excepto en el Baluarte, tramo situado entre el Portal de Sant Antoni y el Portalet de la Sierra. La última actuación en las murallas fue en 1396. Quedaron fuera del recinto los conventos de La Serra, de la Merced y de San Francisco.
No habían pasado ni cien años de su construcción cuando las murallas fueron testigos de la guerra civil catalana (1462-1472) que afectó gravemente la ciudad. Entre los años 1462 y 1466 se produjeron una serie de batallas en las murallas de Montblanch entre tropas de Juan II de Aragón y del Consejo del Principado. Finalizada la guerra, en 1470 se concedió autorización para construir un castillo mejor fortificado en Montblanch así como ampliar el recinto amurallado. La obra sin embargo, no llegó a hacerse realizarse nunca.
El fin del cercado de Montblanch la firmó, el general español Juan de Pallaviccino en julio de 1651, durante la Guerra dels Segadors (1640-1652), Montblanch sufrió varios episodios cruentos que culminaron con un asedio, por parte de las tropas, que significó el expolio y saqueo de la población. El general Pallaviccino ordenó bombardear la fachada de la iglesia de Santa María la Mayor y derrivar varios tramos de muralla, torres fortificadas y portales de Montblanch para quitar el calificativo de «plaza fuerte» a la Vila.

Edad Moderna
En el siglo XVIII, el nuevo régimen instalado en Cataluña decidió la demolición de varios castillos catalanes así como plazas fuertes. En el caso de Montblanch, se decidió enajenar la muralla, los fosos fueron cedidos para pastos y se vendió varios tramos de murallas para la edificación de casas particulares, empezando en 1744 por la cesión del Portal de Bové.
Comenzó así un lento proceso de ocultamiento de las murallas que alcanzó su cenit durante el siglo XIX, cuando la práctica totalidad del recinto amurallado era invisible a los ojos de los vecinos, gente -a menudo muy pobre- que por otra parte se veía muy favorecida por la cesión de solares para edificar sus casas.
En la segunda mitad del siglo XIX, las necesidades modernas obligaron a derribar los portales de San Francisco y San Antonio, así como abrir el del Vasallo (que había sido tapiado varios siglos) para permitir el acceso de los carros de comerciantes.
En 1921 cambiaría para siempre la historia del recinto amurallado; en aquella fecha Josep Rendé y su esposa cedieron a la Mancomunidad de Cataluña la Torre-Portal de Bové. Comienza así la época contemporánea del recinto que recibió un impulso importantísimo cuando se declaró el centro histórico de Montblanch Conjunto Monumental y Artístico en 1947, desde entonces, comenzó la tarea de liberación de las murallas con la eliminación de las construcciones añadidas y la restauración de algunos tramos deteriorados.
Al comenzar el siglo XXI, más de un kilómetro de perímetro amurallado está perfectamente visible para satisfacción de ciudadanos de Montblanch y turistas.

(Wikipedia)

miércoles, 13 de julio de 2016

Muralla de Madrigal de las Altas Torres

La muralla de Madrigal de las Altas Torres define un recinto de planta irregular, oval.

Descripción ampliada  
Es una muralla de amplias dimensiones, cerca de 2.300 metros de longitud, tenía 80 torres de las que solo se conservan 23.
Tiene cuatro puertas, cada una de ellas orientada hacia una de las villas más próximas: Cantalapiedra, Medina, Peñaranda y Arévalo.

lunes, 11 de julio de 2016

Castillo de Boixadors - Salavinera

El castillo de Boixadors está en lo alto de una colina en una posición privilegiada con respecto al control sobre los caminos de acceso a la meseta de Calaf y la banda oriental del término, rozando los límites del Bages. Se encuentra en el extremo occidental de la sierra de Castelltallat (922 m), lo enmarca, con la sierra de Rubió (837 m) al sur, el camino que comunicaba el valle del río Cardener con el del Segre. Era, por tanto, un camino muy importante en tiempos de reconquista.

Ubicación
El castillo de Boixadors pertenece al municipio de Salavinera, en la comarca de Anoia, muy cerca de los límites con la comarca del Bages y junto al Solsonés y la Segarra. Al lado, se alza la iglesia hoy llamada de San Pedro del Castillo de Boixadors. El conjunto está rodeado de sierras que se elevan hasta cotas que superan los 800 metros y que estructuran un conjunto de pequeños valles, agrestes y boscosos, llenos de torrentes y arroyos que desembocan en la riera de Rajadell. El municipio de Salavinera se extiende por la ladera sur del cerro de Boixadors, la llanura presidida por el núcleo de La Fortesa y el valle que se inicia entre los antiguos pueblos de la Llavinera y Puigdemàger y que tiene como hondonada del arroyo de San Pedro, sobre la que se encuentra el pueblo de Salavinera, jefe administrativo del municipio. Así, el actual municipio es el resultado de la unión de los términos del castillo de la Llavinera, del castillo de Boixadors y de la Fortesa. El lugar de Boixadors está situado en lo alto de un cerro en el que se emplazan el castillo y, a levante, en una llanura situada a sus pies, la iglesia de San Pedro. Todo el conjunto está dominado, desde el punto más alto de la colina, por la torre del homenaje del castillo. Alrededor hay una serie de estructuras, fruto de sucesivas ampliaciones, que han acabado ocupando toda la plataforma superior de la colina de Boixadors, con una superficie de casi 900 m2.

Historia del conjunto
El término de Boixadors aparece documentado por primera vez en 1015. Fue señoreado por la familia de los Boixadors desde el 1100, cuando se documenta Berenguer Bonfill de Boixadors. En el siglo XIV, junto con los términos de la Llavinera y la Fortesa, formaron la baronía o varvassoria de Boixadors. En el año 1425, al morir Ramón Berenguer de Boixadors sin descendencia, la baronía pasó a una hermana casada con Arnau de Foixá. Los Foixá-Boixadors mantuvieron la baronía hasta el fin de los señoríos jurisdiccionales en el siglo XIX. El documento más antiguo referente a la iglesia data del 1015. En el siglo XII aparece en una relación de parroquias del obispado de Vich. Al final del siglo XVII el edificio sufría un evidente deterioro, lo que provocó que a finales del siglo XVIII se hicieran reformas. En el siglo XIX perdió las funciones parroquiales. Cedido al Ayuntamiento de Salavinera, desde 1971 la Diputación de Barcelona ha llevado a cabo varias campañas de restauración.

(Wikipedia)

domingo, 10 de julio de 2016

Castillo de Alconchel de la Estrella

Situación
El castillo de Alconchel de la Estrella se encuentra en la localidad del mismo nombre, provincia de Cuenca.

Historia
Construido en el siglo XIV.

Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina progresiva.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

sábado, 9 de julio de 2016

Castillo de Alcalá de la Selva

El Castillo de Alcalá de la Selva o Castillo de los Heredia, se erige en la localidad homónima española situada en la comarca de Gúdar-Javalambre


Historia
Aunque de origen musulmán, el castillo no aparece citado hasta el año 1118, cuando fue donado por Alfonso I de Aragón a Lope Juan de Tarazona. No obstante, tras la muerte de este monarca, pasó de nuevo a manos musulmanas. Su reconquista definitiva tuvo lugar en 1174 por parte de Alfonso II, siendo devuelto a Lope Juan de Tarazona, quien a su vez lo cedería a Raimundo, prior de Ejea, y a la abadía francesa de la Gran Selva Mayor. De este hecho deriva el actual nombre de la villa, Alcalá de la Selva. En 1375 el castillo fue vendido por los monjes a los Fernández de Heredia, señores de la baronía de Mora de Rubielos, quienes lo utilizaron como residencia ocasional.
En 1834 fue ocupado por las huestes carlistas, siendo posteriormente atacado y en gran medida destruido por el general O’Donnell.

Descripción
Emplazado sobe un pequeño cerro, el castillo formaba parte del sistema defensivo de la población, de cuyas murallas apenas quedan restos. Posee planta poligonal de 37 por 15 m, albergando un patio rectangular de grandes dimensiones. Toda la fortaleza está construida con piedra menuda, reforzada por sillares en las aristas. Posee una torre del homenaje de planta irregular, dividida en tres grandes salas. La estancia central está cubierta con una bóveda de cañón apuntado.

(Wikipedia)

jueves, 7 de julio de 2016

Castillo de Altamira - Brion

El Castillo de Altamira data de la Edad Media y fué destruido en el siglo XV durante la revuelta de los Irmandiños. En 1471 el Señor de Altamira improvisó un torre y garitas de vigilancia. Posteriormente, el conjunto se convirtió en un pazo con seis torres. Han sufrido un grave deterioro a partir de finales del siglo XIX cuando los Altamiras vendieron la propiedad. Hoy está en ruinas. Sólo quedan los restos de una torre y de la estructura rectangular del edificio, con un arco conopial en una ventana sobre una puerta apuntada.
Está situado en los alto de un castro con vistas sobre los valles de Barcala y Mahía.
Se llega en autobús hasta las proximidades y después andando.
Esta catalogado como Bien de interés cultural desde el 17 de octubre de 1994.



Palacio de Villa Paz - Saelices

Situación:
En la salida 103 de la A-3, con direccion a Segobriga sale un camino forestal que discurre entre monte bajo de encinar hasta llegar al puente sobre el rio Ciguela, a partir de aquí, el camino discurre entre terrenos de labor hasta que se llega al Palacio de Villa Paz.

Historia:
El palacio fué construido por la infanta Paz de Borbon, hija de Isabel II hacia el año 1898. En el año 1947 fué adquirido por el torero Luis Miguel Dominguin, que hizo del palacio su residencia, hasta que en 1970 fué adquirido por una sociedad, que es la actual propietaria

(Pueblos de España)


martes, 5 de julio de 2016

Torre de los Molinos - Torremolinos

La torre Molinos o torre de los Molinos es una torre de defensa situada en el municipio de Torremolinos, en la provincia de Málaga, Andalucía, España.
La torre Molinos fue levantada por los nazaríes hacia 1300, siendo una de las piezas de la cadena de torres defensivas que se erigieron a lo largo de la costa del antiguo Reino de Granada. Aparece con este nombre ya en las Ordenanzas de 1497, si bien más adelante se le llamó torre de Pimentel, en recuerdo de un militar que asistió a los Reyes Católicos en la toma de Málaga.
Construida en adobe, tiene 12 metros de altura, dos plantas, ventanas al mar y una terraza. Declarada Bien de Interés Cultural, su interior está prácticamente derruido.

Curiosidades
Esta torre da nombre al municipio en que se enclava, uno de los más poblados y de los que mayor número de turistas recibe en la Costa del Sol. 
En el mapa del Marqués de la Ensenada de 1748 ya aparece el topónimo "Torre Molinos" dando nombre a la villa de pescadores que constituye el actual municipio malagueño.

sábado, 2 de julio de 2016

Muralla de Vilaseca

Situación
La muralla urbana de Vila-Seca se encuentra en la localidad del mismo nombre, provincia de Tarragona.

Historia
Los habitantes de Vila-Seca tuvieron que enfrentarse a los ataques y saqueos de piratas musulmanes poco después de la conquista de Mallorca por el rey Jaime I el Conquistador, y como no existía un castillo o lugar fortificado del señor feudal, ya que era jurisdicción del arzobispo, tuvieron que reforzarse las paredes exteriores de la primitiva muralla y construirse una docena de torres de defensa en lugares estratégicos del enclave medieval, configurando así un doble perímetro amurallado.

Descripción
Hoy día quedan escasos restos de la muralla y algunas torres defensivas en la parte de la Riera.
De la primitiva muralla sólo quedan restos del portal de Riudoms, cerca de la plaza de la iglesia, habiendo desaparecido el Portal de la Plaça de les Voltes y el Portal de la Riera.
El portal de Sant Antoni es el único que conserva aún el aspecto de puerta de muralla del segundo perímetro fortificado de Vila-seca. Es una construcción sólida, de piedra de sillar en la parte inferior, que se convierte en piedra y mortero en la parte superior. En el paso inferior hay un arco en cada lado y techo de vigas. Sus dimensiones son 6,3 por 4,25 metros, siendo el grosor de sus muros de 70 centímetros. El interior está distribuido en pisos de vivienda, no hay señales de almenas, y en la fachada frontal exterior conserva un matacán.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(CastillosNet)

viernes, 1 de julio de 2016

Muralla de Pratdip

Situación
La muralla urbana de Pratdip se encuentra en la localidad del mismo nombre, provincia de Tarragona.

Historia
La población de Pratdip perteneció desde del primer momento a la Baronía de Entença y después al condado de Prades, hecho que provocó una cierta dependencia de Tivissa, porque el obispo de Barcelona mantenía en ella algunos derechos.
Las primeras referencias documentales se encuentran las bulas del Papa Anastasio IV, en el año 1154 y de Celestino III, en el año 1194.
Durante el primer tercio del siglo XIII, el pueblo fue atacado y saqueado por Pere dels Arcs, en sus luchas de facción.
Al dotar Hospitalet de l'Infant, en el siglo XIII, le fueron adjudicadas las aguas de Pratdip que confluian en el río de Llastres. Además, l'Hospitalet tenía en Pratdip un molino de harina y aceite, y derechos sobre el horno de pan, sobre los frutos y sobre el mismo pueblo. En el año 1460 fueron cambiadas parte de las rentas de Hospitalet, por derechos sobre las rentas del castillo, lugar y término de Pratdip.
En el año 1811, durante la Guerra de la Independencia, el coronel Iglésies sostuvo un combate con los franceses, y durante las guerras carlistas el castillo fue utilizado como fortín, con un destacamento permanente.
Pratdip es conocido por la gente de los alrededores y del mismo pueblo como el Prat. Según Coromines, este topónimo tiene origen pre-romano.

Descripción
De las murallas se conservan restos, algunos dentro de las casas, y de las torres, una de ellas es la del Capet, con el arco del portal que era utilizado como prisión.

Estado de conservación
Se encuentra en estado de ruina. Algunos tramos han sido restaurados.

Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

(CastillosNet)